jueves, 10 de noviembre de 2016

La Cuerda Floja en la que camina Correa



Por Germánico P Vaca

Desde mediados de 1950 una de las formas que se ha venido controlando a Latinoamérica es utilizando la prensa. Para ello muchos “periodistas” trabajan como agentes de la CIA. Por la misma razón muchos “escándalos” y actos de corrupción son manufacturados para apoderarse del dinero de los “corruptos” de los gobiernos. El obvio motivo es para manejarlos y manipularlos al punto que hagan lo que demanda el interés estratégico de los Estados Unidos.

Los Papeles de Panamá no son otra cosa que una operación clásica de la CIA contra varios individuos de todo el mundo. ¿Cómo podemos saber con certeza que es una operación de la CIA? Porque a pesar de existir miles de norteamericanos que han estado utilizando los Paraísos fiscales, la fuga de información estaba tan bien filtrada y editada que no implicaba a norteamericanos, canadienses y todos los individuos que la elite mundial considera sus gentiles peones. Sin duda el principal blanco de este ataque era Putin y Rusia, porque quieren abandonar el sistema bancario occidental. Especialmente ahora que el esquema de Ponzi más grande del mundo está quebrado y como un barco en alta mar está casi navegando a la deriva hasta el día que se hunda totalmente.

Mossack Fonseca es solo uno de cantidad de empresas que se dedica a crear “offshores” y aun así casi 12 millones de archivos han sido filtrados únicamente de la base de datos de Mossack Fonseca. Luego quienes han publicado la información son periódico de propiedad y control de los Rothschild quienes a final de cuentas son los que comandan la CIA. El periódico alemán Süddeutsche Zeitung es un consorcio Internacional de Periodistas de Investigación con el Guardian y la BBC.

A estas alturas es muy importante comprender que la CIA más que agencia de espionaje es ahora una agencia de “controladores políticos de las marionetas instaladas en varios países”. Los verdaderos servicios de espionaje ahora son Darpa, Facebook, Twitter y todos bajo el NSA.

Así los Papeles de Panamá son una operación de la CIA de difamación contra Putin y todos los caracteres que ellos consideran innecesarios para su plan.

Las acciones muy claras dentro del gobierno de Correa como son la campaña acelerada de querer pasar aprobación de “proyectos de ley” que hace mucho tiempo han estado intentado concretar la elite mundial demuestra que Rafael Correa y muchos de ámbito están seriamente implicados. Por ello todas esas acciones desesperadas para “cumplir las exigencias” por parte de alguien muy poderoso.

Es demasiado claro que Rafael Correa no tiene vela en el entierro en tratar de aprobar leyes contra “paraísos fiscales” es un acto desesperado para tratar de asomar como limpio de culpa y algunos dentro de su círculo están sufriendo las consecuencias. Correa mientras tanto ahora está más manso que una paloma con los Estados Unidos y Lenin Moreno ya hasta ha sostenido reuniones con las compañías de la elite en Nueva York para alinear cuáles serán los recursos a ponerse a la venta por centavo de dólar en Ecuador para beneficio de los controladores de las marionetas.Preocupante, porque eso apunta a un claro fraude electoral.


Los Panama papers han hecho en realidad un trabajo demasiado evidente porque mientras han manchado a Islandia, Rusia y muchos individuos que quieren reformar el sistema bancario ya quebrado de la FED y el inevitable colapso del dólar.  Mientras más países se salgan del sistema, más grande serán las pérdidas de los controladores de los bancos Centrales, Los Rothschilds. Así quienes no han sido implicados más bien han obtenido un pase en blanco por ahora, pero hay sin lugar a dudas mucha más información. Esto apunta una vez más a lo peligroso de mantener la información bajo el control de los estados. Por eso en Ecuador están muy ocupados en tratar de aprobar leyes que prácticamente implementen el Nuevo Orden Mundial y elimine las repúblicas porque el día que el ciudadano pierda control de su propia información, pasa a ser un número más en la matriz de la elite mundial.