viernes, 24 de abril de 2015

No existe Patria sin Usted


Por GP. Vaca

El primero de Mayo de este año 2015 se llevará a cabo la marcha en respaldo de los jubilados en el Ecuador debido a las leyes inconstitucionales aprobadas por la “asamblea manufacturada” la cual pretende pasar como legitima, aunque solo conducen los deseos del actual presidente de Ecuador.

La realidad es que esta marcha será por mucho más. Es una marcha para recuperar la nación de una fuerza mentirosa, que con enormes gastos ha creado un aparato de propaganda para pintar una “inventada revolución ciudadana”, pero la cual no tenía otro cometido que algo siniestro y grave como es  la destrucción de nuestro tejido nacional.


Cuando Cristobal Vaca de Castro el 15 de Noviembre de 1541 escribió su carta al Rey solicitando la creación de la Real Audiencia de Quito, es quien creó así el Ecuador. Hoy, más allá de su historia tan convulsionada, debemos reconocer que nuestro deber como ciudadanos de este país es proteger a nuestra gente, a nuestros padres y madres, a nuestros ancianos, porque sin ellos no estuviésemos aquí.
Este país, con sus instituciones y gobierno pertenece a las personas que lo habitan. No existe patria que exista sin su gente. Así el gobierno existente ha sido creado y diseñado para servir los intereses del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Si hemos constituido una nación con derechos y constitución, entonces esos derechos son inalienables e irrenunciables. Cuando el gobierno empieza a violar sistemáticamente y constantemente dicha constitución, entonces es el derecho de cada ciudadano de ejercer su derecho revolucionario a quebrantar o derrocar al déspota que pretenda usurpar la patria, su gente y sus obligaciones.

El presidente de una nación no es jefe de una patria, menos el dueño de su patrimonio. Es el “ejecutivo” que fue confiado con ese cargo por votación de la mayoría, para guiar el mandato del pueblo, pero toda su autoridad deriva y obedece al pueblo, y es ese pueblo que jamás ha conferido poderes dictatoriales o tiránicos a Rafael Correa. Igual como no ha conferido términos absolutistas y menos la separación del pueblo. Ahora Rafael Correa en la manera más cínica y cretina en su historia política, pretende crear la división social, económica, política en bandos; los que le siguen como borregos y quienes piensan libre e independientemente. La gente misma puede tomar su decisión si así lo desean también; pero el ejecutivo, como tal, no tiene nada que ver con eso, peor puede estar incitando a la gente a un confrontamiento contra quienes oponemos esta destrucción sistemática del Ecuador como nación. Es una violación a la constitución usar el nepotismo y la partidocracia del poder el llamar a hacer una contramarcha a la oposición. Esta no es la manera de administrar el actual gobierno que fue puesto en sus manos, sus acciones son reprochables y deben ser castigadas por la ley. El pueblo tiene el deber de castigarlo en las urnas, o revocando de inmediato su poder.

No puede haber confianza del pueblo, no puede haber paciencia ni esperanza en una justicia que no existe, porque es demasiado evidente que esta está secuestrada por Rafael Correa y su cartel.
La historia nos demuestra muy claramente que debemos tener esperanza. Hasta hoy no ha logrado mantenerse en el poder ningún tirano que se crea el Todopoderoso Gobernante de naciones. Las leyes universales de justicia han hecho que la razón, la verdad y la justicia real prevalezcan. Porque el juicio real ya ha iniciado en el corazón del pueblo ecuatoriano y ese gran tribunal del pueblo prevalecerá.

Pero este primero de Mayo espero que no corra sangre. Esperemos que este mismo pueblo sabiamente mantenga la cordura. Espero también que los servidores públicos se miren al espejo ese día y rescaten sus valores de justicia y de patriotismo. Es hora de parar el daño; y tienen, con la misma sabiduría, disponerse a devolver con sus propias manos el poder al pueblo. Deben renunciar a este patrón político donde con mentiras se pretende una revolución ciudadana que no existe. La simple realidad es que si bien se han construido las grande carreteras y unos cuantos proyectos de infraestructura, esta ha sido con enromes prestamos, enormes gastos, mal gastos, derechos, y simples robos descomunales de toda riqueza del país.

Mientras que el pueblo ha tenido tanta esperanza y paciencia que le han concedido a esta administración de Correa el derecho de la duda, el pueblo no es que se ha mantenido ignorante ni con un velo ante los ojos. Pero hoy el gobierno de Correa ha llegado al extremo de maldad o locura, el querer desconocer deudas muy bien documentadas de las inversiones del IESS, desconocer las responsabilidades de pago del estado que constan como ley en la constitución, y violar la constitución impunemente.


Ante esto con respeto, con fe y esperanza de recobrar lo que merece mi nación, respetuosamente le solicito me apoye en esta propuesta ante el congreso, el senado y el presidente de Estados Unidos de una ley que permita proteger la democracia y los derechos humanos en el Ecuador.