sábado, 18 de abril de 2015

REVELACIONES DEL GRUPO QUE CONTROLA EL MUNDO

CAPITULO XII


No es mi intención crear una nueva teoría de conspiraciones. Menos deseo alejarme del tema central de este estudio. Pero para entender todas las razones y acciones de esta élite financiera, debemos entender el proceso de este control. Al desarrollar la investigación he revisado varios libros, documentos e información que me permito presentar. Así el análisis de quienes son posiblemente los que controlan el mundo. Al final del libro he puesto algunos resúmenes de ciertas conspiraciones que pueden contener mucha verdad pero son prácticamente imposibles de verificar.  
Para descubrir la verdad de lo que está sucediendo se debe analizar eventos históricos relacionados, creando las bases en las cuales se pueda echar los cimientos de la situación actual. Las acciones de corrupción de la administración norteamericana de Reagan-Bush en el escándalo de Irán Contra fue lo que germino los carteles de la droga de Medellín y Cali y como se podrá ver, se iniciaron personajes que ahora están en las más altas esferas del gobierno. Esta investigación está basada en documentos reales y adquiridos por la Ley de Divulgación de la Información o información detallada en libros de gente conocedora de los eventos. No es especulación.
 Al igual que los eventos de Irán-Contra son difíciles de creer que hayan sucedido, que hayan sido patrocinados y dirigidos desde las mismas oficinas de la Casa Blanca en Washington, D.C., los eventos actuales que están viviendo Venezuela, Colombia y Ecuador no son situaciones separadas, pero parte de un mismo plan.
En la misma forma que todo el pueblo norteamericano fue burlado y vendido la guerra de Irak con mentiras de armas de destrucción masiva, evidencias falsas de que Irak estaba a punto de tener una bomba nuclear, datos inventados de miles de asesinados aún en áreas donde Hussein ya no controlaba por las imposiciones de la zona de no vuelos, acusaciones mentirosas de que Hussein era responsable del ataque de Septiembre 11. De la misma manera se está manipulando a nuestros pueblos para alzarse en contra del supuesto Imperialismo norteamericano. En el proceso se crea conflictos de pueblos contra pueblos; se pierde el propio respeto e identidad entre naciones cuando en la realidad el pueblo norteamericano es igual de víctima de las políticas implementadas por ese gobierno oscuro que existe. El pueblo norteamericano como pueblo no quiere hacer el daño a Latinoamérica, pero viven encerrados en un mundo donde el miedo, la supuesta amenaza del terrorismo, la supuesta izquierda y las fuerzas del mal les pueden hacer daño, al menos eso les hace creer en Estados Unidos. Los miles de miles de muertos en las dos guerras de Irak han sido borrados por las arenas del tiempo y los ciudadanos norteamericanos están pagando a diario con sus impuestos los gastos de ellas, en costos más grandes de la gasolina, en peores escuelas para sus hijos; en la peor economía que se hayan podido imaginar.
 Pero al igual que el miedo y la ignorancia a lo largo de la historia ha conducido a eventos desastrosos de la humanidad. Nos enfrentamos a la triste realidad de que el pueblo norteamericano no quiere enfrentarse a la verdad de que su gobierno ha usurpado esos mismo derechos promulgados en la constitución y ha violado esos principios que crearon la nación norteamericana. Estados Unidos es ahora una nación que prefiere mentirse a si mismo, y de la misma manera esta sucediendo en Ecuador. 
  En el Ecuador el gobierno de Rafael Correa no solamente pretende programar a los ciudadanos como reaccionar, pero pretende desmantelar nuestros más grandes ideales, sin que el pueblo reaccione. Pero el espíritu indomable de los ecuatorianos que queremos y amamos la libertad no serán doblegados ni permitiremos que se destruya. La intervención de fuerzas externas en la política ecuatoriana nos brinda la oportunidad y obligación de levantar nuestra voz y declarar la guerra contra esas fuerzas del mal que quieren doblegar la nación.
Tal como hemos visto en los capítulos anteriores los eventos históricos, políticos, económicos y sociales de nuestros países son parte de un plan global manipulado por el Club de Roma, la Reserva Federal, los Illuminati, las logias Masónicas, las maestrías de las órdenes en España. 
Se puede argumentar que las decisiones al final han sido por parte de los propios ciudadanos y líderes de nuestras naciones, y que las sociedades y eventos históricos por ende son un resultado directamente proporcional a las acciones de estos grupos. Desafortunadamente, la evidencia demuestra que nuestros pueblos han estado siendo manipulados desde el principio. Vicente Rocafuerte, Eloy Alfaro, Galo Plaza, Urbina, e inclusive Lucio Gutiérrez han sido parte de las sectas masónicas, al extremo que Eloy Alfaro fue el máximo maestro 33 de la logia de Guayaquil. Por eso no es coincidencia que ahora Montecristi y su nombre sean venerados tanto por Rafael Correa.
Mientras nos mantengamos siguiendo líderes que primero han jurado obedecer a la logia masónica por encima del país, familia y religión, entonces tenemos líderes subyugados a fuerzas externas, abnegados a repetir los mismos errores e incapaces de enfrentar los problemas de la nación y el reto que la historia nos impone. Tenemos líderes que son solamente caballos de Troya defendiendo los máximos intereses de esas fuerzas depredadoras del pueblo.
No se puede dudar que aún en sociedades adelantadas las masas pueden caer victimas de la manipulación de este cabildo de grupos que controlan el mundo. La Alemania de Adolf Hitler a pesar de enormes avances científicos en diseño de aviones, tanques, armas, misiles, inclusive la bomba atómica, no pudieron rescatar su propio respeto humano a la vida; abandonaron su sentido espiritual de caridad y compasión; adoptaron las promesas totalitarias de su líder que no tenía otro fin que la guerra, el holocausto de los judíos; la adopción de conceptos y símbolos que en reprospecto no podía dar otro resultado que su destrucción, porque la alternativa era la destrucción de otros países y los principios soberanos, democráticos, religiosos y económicos.
No puede caber duda alguna que todas estas operaciones de la CIA representan acciones totalmente opuestas y contrarias a los principios establecidos en la Declaración de Independencia y de la Ley de Derechos Civiles que Estados Unidos ha proclamado como su contribución al mundo.
 Este control de las naciones es un plan que obedece los intereses de ese Comité secreto de los dueños de Bancos, fundaciones internacionales, corporaciones multinacionales. Son el mismo comité que controla el Club de Roma, NATO, el Tavistock Institute, quienes tienen poderes ilimitados sobre el continente. Estas instituciones han usurpado los poderes del pueblo y la soberanía de naciones para destruir lo que las revoluciones democráticas han luchado por conseguir y nos quieren sumir bajo un gobierno centralista. 
Cuando los autócratas se revelan y en dos casos han tratado de denunciar los propósitos de estas élites, entonces han sido destruidos sin piedad aún al costo de otras vidas. Cuando Manuel Antonio Noriega denunció públicamente al presidente estadounidense George H W Bush, declarando ante el mundo que las operaciones de Irán-Contra eran tomadas por el mismo Bush, quien decidía cuantas toneladas de cocaína se necesitaban para financiar la guerra en Nicaragua. Solamente tomó una semana para que Estados Unidos invada Panamá, en el proceso hasta un hospital fue destruido y Noriega fue transportado a vivir en una prisión de máxima seguridad donde nadie le puede entrevistar.
La revolución Bolshevista, las guerras mundiales, Corea, Vietnam, Nicaragua, El Salvador, los Desaparecidos en Argentina y Chile, los colapsos financiero de México y Argentina; Rhodesia, Sur África, la lista sigue sin fin, son producto de estas fuerzas del mal, estas fuerzas satánicas operando en las logias secretas. En las sectas satánicas desde donde operan este gobierno secreto que controla así todas las acciones de este gobierno central global y mundial. Es aquí donde se opera el tráfico de drogas, la desintegración de la sociedad, los colapsos financieros.
Es por eso que cuando estamos ante el momento histórico del mayor desarrollo científico y tecnológico de todos los tiempo, al mismo tiempo todo conocimiento científico de importancia está lejos del alcance de la sociedad, está almacenada, en posesión de las patentes y bajo las cajas fuertes de máximo secreto de las élites financieras que las controlan. Así, el mundo lejos de poder utilizar este poder económico se ha gastado trillones de dólares en construir armas de destrucción. Mientras se han desarrollado las mejores medicinas y aparatos médicos el 50 % de la población mundial apenas tiene acceso a cuidado médico. El 1/3 de la población mundial se está muriendo de hambre, de sed, de desnutrición, de SIDA. En el tiempo de mayor desarrollo industrial, Estados Unidos ha perdido su capacidad productiva y manufacturera. El gran avance tecnológico permite ahora que la NSA, utilizando un presupuesto millonario, con satélites a un costo multi millonario, pueda localizar a cualquier ciudadano de Estados Unidos, o de cualquier parte del mundo con GPS, electrónicamente a través de su tarjeta de crédito, bankcard, licencia de manejo o por su celular. Pero Estados Unidos no puede encontrar empleos para millones de norteamericanos. 
En esta era cuando hemos alcanzado un progreso intelectual y desarrollo tecnológico como nunca antes, el gobierno norteamericano gasta una minúscula cantidad en educación, salud, empleos, revitalización de escuelas, hospitales, ciudades. Pero ese mismo gobierno gasta miles de millones para apoyar a Israel. Gasta miles de millones en armas químicas, biológicas, atómicas, nucleares. Miles de millones en espionaje, en servicios de inteligencia.
En una sociedad libre, democrática, avanzada como la que pretendemos vivir no puede existir sociedades secretas, sectas satánicas, órdenes de caballeros andantes y logias masónicas. El mundo debe entender que el Comité de 300, la logia de Nueve Hermanas en Paris, la Mesa Redonda, Los Caballeros de Jerusalén, son conspiradores satánicos que usurpan las instituciones, las naciones, la soberanía. 
No podemos seguir viviendo en las edades negras, y edades medievales. No podemos seguir creyendo en Abraham y sus descendientes fruto del incesto como los escogidos por Dios. Es hora que las masas, los gentiles y los goims, el pueblo, los indígenas, los negros, los criollos, los mestizos, nuestra gente latinoamericana rescate esa humanidad, cultura y capacidad que creó ciudades, culturas, lenguajes, matemáticas, calendarios, astronomía, arquitectura propia y tantas cosas sin necesidad de un santo judío Abraham Satanás.
Como hemos visto en este estudio es demasiado evidente que el mundo se revuelve alrededor de extrañas circunstancias. Brevemente hago una revisión de lo que podríamos llamar “interesantes interrogantes”.
¿Por qué sigue incrementando el uso de drogas si supuestamente Estados Unidos está gastando miles de millones de dólares para detener la producción?
El flujo de drogas desde Colombia (cocaína y heroína) ha continuado pese a la supuesta guerra contra la droga. Igualmente las drogas de Afganistán siguen fluyendo. Cómo se puede explicar semejante discrepancia. Si realmente existen enormes ganancias de la droga en nuestros países, cómo es posible que esos miles de millones de dólares que supuestamente producen no se vean. Como se entiende que después de millones de dólares gastados eliminando los carteles de la droga muy poco ha bajado la producción y el tráfico de drogas. La respuesta es que los dineros van a las élites financieras que administran las operaciones. Cuando un criminal empieza a ganar dinero, este es eliminado como fue Pablo Escobara Gaviria.
 Es igualmente interesante que Estados Unidos fuera el primer lugar donde se experimentó con una sociedad de hippies, prácticamente una sociedad en drogas. Pero al ver que el orden social se estaba destruyendo entonces súbitamente empezó la erradicación del consumo de drogas. En Estados Unidos les gusta llamar la “guerra contra las drogas” aunque en uno de los actos más patéticos de una de las mujeres de la élite financiera, Bárbara Bush se le ocurrió que la solución era simplemente desearlo, “Say NO!” Así de simple, ¡Diga NO! Sin embargo las campañas de “Say No!’ tomaron miles de millones de dólares convenciendo al mundo a decir ¡NO! Qué más claro puede ser la falta de respeto que esta élite financiera tiene hacia el mundo como para pretender que eso es una campaña contra las drogas, cuando la proliferación de drogas en ese mismo tiempo estaba siendo promovida por el esposo George Bush en las sucias operaciones de Irán-Contra. 
El hecho es que el orden social en Los Ángeles y en otras ciudades de Estados Unidos es demasiado evidente. El nivel de educación en Estados Unidos es alarmante cuando el ex vicepresidente Dan Quayle no podía ni deletrear papa (potatoe), cuando el presidente George W Bush muchas veces es incapaz de estructurar una oración coherente al pronunciar sus discursos.