sábado, 18 de abril de 2015

POLÍTICAS INTERVENCIONISTAS EN LATINOAMÉRICA

CAPÍTULO VIII

Debo aclarar que para entender las posibilidades primero he revisado varios libros e información con respecto al plan Illuminati y con ese conocimiento, he vuelto a revisar la información que compete a Ecuador, Colombia, Venezuela y Bolivia, para ver los paralelos. Uno de los aspectos más interesantes de la historia de los Illuminati, como lo describiré en mayor detalle en otro capítulo es que precisamente se descubrió sus manuales escritos por Adam Weipstain. En dichos manuales se describe la forma misma como esa élite mundial pretendían consolidar el manejo y control del mundo por el uso de la técnica de, “dividir y conquistar”. 
La descripción de esta doctrina satánica que pretende dominar el mundo, si bien es diabólica no pienso que es increíblemente complicada, por el contrario, es bastante básica, porque es creada para obtener objetivos a largo plazo y usar las debilidades humanas para lograrlo. Al leerla, uno no puede más que maravillarse de cómo han logrado sus objetivos, pues cuanto más se escucha la retórica de Hugo Rafael Chávez es difícil creer que pueda estar trabajando para intereses extranjeros. Sin embargo, al analizar sus acciones nuevamente se puede ver los paralelos.
La evidencia que presento en el capítulo de cómo opera la jerarquía de abominables familias Illuminati aclarará cualquier duda que se pueda tener con respecto a Fidel Castro, Hugo Rafael Chávez y Rafael Correa. No puede caber duda que desde que Hugo Chávez ha sido presidente de Venezuela, ha reinado la inestabilidad política y económica en ese país. 
Pero es precisamente la política de nacionalizaciones y expropiaciones de tierras, combinado con el mayor desarrollo de infraestructura en Venezuela que obliga a mirar detenidamente lo que está pasando y se debe explicar los porqués.
Existen muchas acciones sospechosas que han sucedido en Venezuela y dan la pauta inicial para estudiar la posibilidad. Nuevamente, el libro de la Gran Mentira Cubana que relata como Rockefeller entrenó a Batista para ser el líder de Cuba y después hicieron lo necesario para poner a Fidel Castro en el poder porque cambiaron las necesidades y estrategias. En Venezuela hay aspectos similares.
Partiendo desde el antecedente de que Hugo Chávez fue edecán de dos presidentes venezolanos y de que el cuartel o base militar desde donde operaba, era y servia de la base para los militares de Estados Unidos entrenando al servicio de inteligencia de Venezuela. Luego, es simplemente de conocimiento universal para los militares que han viajado de intercambio o a tomar cursos en Estados Unidos, que sin la aprobación y consulta de Estados Unidos ningún golpe de estado podría triunfar. Hugo Chávez jamás ha admitido que tan solo meses antes de su primer golpe de estado, estuvo y atendió clases en Fort McNair en Washington, D.C. A pesar de haber fracasado en su intento golpista, salió librado de haber sido acusado de ningún cargo y se le permitió un retiro honroso.
La retórica mediática de Chávez nuevamente es sospechosa porque sus acciones indican todo lo contrario. Por un lado, no puede haber beneficio alguno para Venezuela que su líder insulte al presidente George Bush, hable en contra de la CIA, en contra del capitalismo norteamericano, mientras al mismo tiempo ha realizado cantidad de maniobras económicas que favorecen solamente a Estados Unidos, tales como es fortaleciendo el dólar al comprar bonos argentinos, bonos ecuatorianos, y bonos estadounidenses; entregado combustible y petróleo a precios muy por debajo del mercado precisamente a Estados Unidos bajo el pretexto de ayudar a los pobres de Estados Unidos y ¿que los pobres de Venezuela? No tiene sentido alguno que a pretexto de benevolencia entregue petróleo así cuando los propios ciudadanos venezolanos están sufriendo hambre, pobreza y desempleo.
Mientras Chávez ha lanzado insultos en contra del gobierno de George Bush y las multinacionales, al mismo tiempo ha pagado precios altísimos a las empresas extranjeras por los posos petroleros para que salgan del país. Pero eso sirve de gran beneficio a Estado Unidos que necesita más que nunca ingreso de capitales por la enorme devaluación del dólar, y no le beneficia a Venezuela cuando en todos los nuevos posos petroleros recientemente hallados necesitarán enormes inversiones de infraestructura. Nuevamente, ahí el beneficio va a las multinacionales quienes obtendrán los contratos para construir dicha infraestructura. Igualmente es Chávez que sin más inició el proceso para elevar los precios de refinerías. 
Es un caso muy verificable por ejemplo, la compañía norteamericana Valero vendió una refinería de petróleo en San Antonio por alrededor de $500,000, incluyendo el oleoducto de distribución y la infraestructura en los meses finales del 2005. Sin embargo, en una refinería similar de propiedad del gobierno venezolano y Citgo, que al mismo tiempo rehúsa inicialmente una oferta de compra, pero después sin más, el valor de la refinería sube a nada menos que cinco mil millones de dólares, a pesar de ser una de las refinerías con el peor récord de mantenimiento y operaciones en Estados Unidos. Es esta la misma refinería con la que se pretende engatusar después a Ecuador. 
Así podemos ver que las mismas estrategias son usadas por Chávez y Correa cuando levantan los ánimos de sus seguidores y utilizan el sentimiento anti americanista de los pueblos, la retórica contra el neoliberalismo es utilizada para empujar la medidas de nacionalización extrema en la mayoría de recursos de Venezuela o Ecuador respectivamente, aumentando impuestos y elevando las regalías a las compañías petroleras extranjeras, pero el mayor beneficio ha sido percibido por Estados Unidos pues esto provoca varias medidas favorables a la Reserva Federal. 
Por un lado, se detienen la fuga de capitales de Estados Unidos a Sur América porque inmediatamente se sube el índice de riego país manipulado por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, quienes en unísono sonaron la trompeta del enorme riesgo para inversionistas en Venezuela. 
Por el otro, la fuga de capitales internos de inversionistas venezolanos inmediatamente migró a Estados Unidos y a otros países. Pero al mismo tiempo, las compañías extranjeras recibieron indemnización muy bien pagada por Venezuela para que dejen todo en manos de Hugo Chávez. Sin embargo, esas acciones no pueden ser para beneficio de la nación como muchos quieren entenderlo, porque esas medidas han ido acompañadas de un endeudamiento agresivo de Venezuela cuando se está creando una dependencia de las empresas nacionalizadas en el ingreso fiscal del Estado. Tal como sucedió en las décadas de los 70, esta dependencia  termina en adquirir deudas externas insostenibles que no pueden tener otro desenlace que una segunda ronda de neoliberalismo y privatización donde las mismas compañías norteamericanas regresarán y esta vez, pagarán centavos de dólar, y nadie tomará en cuenta que para entonces, contarán con el beneficio adicional de toda la infraestructura que Venezuela está construyendo.
 

Bancos, Comercio y Tratado de Comercio

Existe una realidad que nadie menciona en los Tratados de Libre Comercio. El propósito se dice que es la apertura de los productos de los firmantes del tratado en sus respectivos países. Ahí es donde existe una grave contradicción. 
Muchos de los problemas económicos de Estados Unidos son originados en la enorme pérdida de su capacidad manufacturera y por ende, de su producción industrial.  Esto resulta en que Estados Unidos ya no tiene muchos productos que exportar. Los productos electrónicos, televisores, juguetes, textiles, maquinarías, químicos, farmacéuticos, etc., cada vez más son productos manufacturados en cualquier otro país menos Estados Unidos. El propósito inicial de los TLC por parte de Estados Unidos era precisamente arruinar a todos sus competidores de ciertos productos en países subdesarrollados, mientras se les obligaba a dar acceso a las empresas norteamericanas a los mercados nacionales. Al igual que sucedió con el movimiento globalizador y el auge de las privatizaciones, ahora ya no hay mucho que privatizar en Latinoamérica, y de la misma forma, no hay competidores que arruinar porque de hacerlo, los países son afectados en sus más importantes industrias. Así, la estrategia de los TLC  entra en directa competencia con los productos que ciertos países quieren vender. Tal es el ejemplo de Argentina, que parte vital de su comercio de exportación es el ganado vacuno y bovino.  No es muy claro qué beneficio pueda tener un TLC con Argentina cuando es demasiado obvio que varias de las industrias argentinas, se verían gravemente afectadas porque no pueden competir con los subsidios que Estados Unidos ofrece a sus agricultores de trigo, cebada, maíz y con ello, a los ganaderos. Argentina se convirtió en un ejemplo de crecimiento y desarrollo en la década que se volvió uno de los principales exportadores de los productos mencionados.
Pero Estados Unidos tiene la ventaja de mantener subsidios agrícolas para el maíz, trigo, cebada, etc. Lo mismo que hace que estos puedan ser más baratos que la misma producción nacional trayendo graves consecuencias a los productores. La disminución de su productividad obliga a Estados Unidos a importar cantidades masivas de todo tipo de productos, creando enorme competitividad en su mercado y por acuerdos con China, en muchos casos ha debido mantener aranceles altos para otros países y bajos para China porque a la amenaza de no hacerlo, China puede empezar a desechar sus divisas en dólares. También le ha sido indispensable conservar el libre cambio para facilitar sus importaciones. Todas estas limitaciones productivas combinadas con el constante deterioro del dólar están trayendo perjuicios tanto a Venezuela como a otros países.
El resultado es que todo Latinoamérica se está llenando de la gran exportación americana de franquicias, tales como: Burger King, McDonalds, Pizza Hut, Taco Bell y demás grandes negocios norteamericanos, que no pasan de ser el uso de manteca en toda forma concebible.
En muchos aspectos se debe considerar que es China, Japón, Brasil, y ahora inclusive Venezuela que están financiando a Estados Unidos con las enormes compras de bonos estadounidenses. Mientras Breton Woods se mantenga en vigencia entonces se mantiene la política que, cuando un país recibe dólares esto permite a Estados Unidos devaluar la moneda nacional. Pero cuando un país como Brasil compra bonos norteamericanos, está de hecho comprando las notas de promesa de pago de los mismos dólares que están recibiendo. El resultado es la debilitación económica del país que compra los bonos, no su revitalización.
El mercado intercambiario de la moneda ha hecho fortunas a muchos con las continuas pérdidas del dólar. Mientras el euro, la libra esterlina, los dólares canadiense y australiano, e inclusive el real han ganado de precio, China ha tenido que mantenerse comprando bonos norteamericanos para mantener su moneda débil a fin de evitar una inflación masiva, pero el costo de hacerlo es miles de millones de dólares en pérdidas. Lamentablemente, la opción es tan desastrosa como un colapso completo de su economía, pues un colapso del dólar significa el cierre de miles de fábricas y millones de desempleados. Por ello, China aspira abrir el mercado latino y mundial para librarse de las cadenas que lo tienen maniatado. En su intento desesperado de detener el desangramiento, Estados Unidos está detrás de la creación de dos soluciones. Por una parte se habla del Amero, una moneda respaldada por los recursos de Canadá, México y Estados Unidos, y la otra solución es la creación del Banco del Sur donde muy seguramente la misma Reserva Federal tratará de apoderarse de la forma de conducirlo. La meta es evitar la substitución de las reservas monetarias de los países latinoamericanos del dólar al euro. Al mismo tiempo, no existe suficiente dinero en el mundo para cubrir la cantidad inmensa de dólares impresos. La creación de un nuevo banco permite crear monedas que puedan ir cubriendo el dinero artificial impreso por la Reserva Federal.
Las pérdidas para los Bancos Centrales de los países es bastante considerable, sin embargo, muchos de los países no han implementado políticas de cambio en reemplazar sus reservas de dólares a euros. La pérdida de dichos capitales y reservas sería astronómica y podría ser abrumadora para Estados Unidos, inclusive podría generar una estampida fuera del dólar. El temor de Estados Unidos es muy grande y por eso se inició el proceso de intentar dolarizar a varios países. Argentina y Brasil no cayeron en la trampa y solamente Ecuador y El Salvador cayeron presas de las trampas concertadas del Fondo Monetario Internacional y la Reserva Federal. Cabe destacar que dicha dolarización es en realidad ilegal ya que la ley del estatuto federal bajo la cual fue creada la Reserva Federal establece muy claramente, que la Reserva Federal sólo puede operar dentro de Estados Unidos, al no haber sido alterado dicho artículo, el acto es ilegal y viola la ley bajo el cual fue creado.
Como es de conocimiento de todo mundo, fueron Chávez y Correa quienes propusieron casi a renglón seguido la creación del Banco del Sur. Al extremo que Correa intentó que la sede sea en Quito, lo que hubiese permitido amplio control de la Reserva Federal, la CIA y el NSA. Muy claramente, Chávez de alguna forma aspira que el colapso suceda y él termine de héroe, porque muchas veces ha realizado movidas que muy claramente deben ser del desagrado de la élite financiera mundial que lo patrocina. No fue accidente ni coincidencia que el presidente Chávez haya propuesto que la nueva moneda sea llamada “El Sucre”, el mismo nombre que solía tener la moneda ecuatoriana.
Si bien es cierto que los países asiáticos han creado algo similar con la fundación del Banco asiático, sus objetivos son totalmente diferentes. China y Japón están ansiosos de detener de alguna manera el desangramiento de sus capitales mientras tienen sus monedas apoyando al dólar. La creación del banco asiático les permitiría poner grandes reservas monetarias en una nueva moneda que no les cause las pérdidas enormes, que por ahora tienen cada día que el dólar sigue cayendo.
Si bien es cierto que un banco latinoamericano podría traer enormes cambios y progreso a nuestras naciones, incluyendo una mejor protección a las mismas reservas de oro de los países, pues sería lógico que pudieran evitar las masivas especulaciones en el precio del oro y la plata, no se debe desatender la realidad que países como Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia, Chile, Argentina tienen enormes reservas de oro, plata y cobre que debe contar a favor de sus riquezas nacionales y por ende, valorar mejor sus monedas nacionales sin tener que estar regulados al cambio, devaluación que les subyuga el tratado Bretón Woods que debería ser abandonado de inmediato por todos los países. Sin embargo, es difícil prever buenos augurios para Latinoamérica si el banco es fundado con la intervención de Chávez, Correa y el nuevo gran amigo de Estados Unidos, Lula. Los problemas que se pueden prever en el MERCOSUR, La Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) podrían ser enorme manipulación de la Reserva Federal y las varias agencias de Uncle Sam.

Efectos de la Globalización y Neoliberalismo en Latinoamérica

Una verdad aún no declarada en Estados Unidos es la insuficiencia económica. Aparte de la enorme deuda de más de NUEVE trillones de dólares del gobierno Federal de Estados Unidos, la deuda de cada estado, condado y municipio fácilmente puede duplicar esa deuda. A esto los gastos en Irak, los enormes pagos de intereses en la deuda y las enormes responsabilidades asumidas por el gobierno han creado una situación crítica, que el gobierno de George W. Bush ha recurrido a tomar el dinero de los fondos de retirados y otras varias cuentas que nunca debían ser tocadas. Pero el Imperio no puede admitir que está quebrado porque hacerlo sería el inicio del fin. Todo esto resulta en un complicado juego financiero donde los mercados financieros –las bolsas de valores de Nueva York y el mercado intercambiario de Chicago- se convierten en casinos donde las apuestas se juegan miles de millones diarios. 
La globalización de la economía y la privatización obligada que impuso el Fondo Monetario Internacional, en concierto con el Banco Mundial y la Reserva Federal no han traído los grandes beneficios que ellos aspiraban. La razón del por qué esto ha fracasado no parece muy obvia al mundo, pero es precisamente el desarrollo tecnológico que les hizo fracasar. Permítame explicar.
La élite financiera del mundo ha rehusado compartir la riqueza de recursos en las naciones subdesarrolladas con la población. Tal como se ha revisado anteriormente, los pagos de las multinacionales tanto de impuestos como en regalías, solía ser tan minúsculo que no se lo puede llamar más que robo descarado. Las multinacionales han rehusado pagar un impuesto por operar en las naciones, han rehusado pagar regalías justas y casi todas las naciones latinoamericanas apenas han percibido acaso el 10% de los recursos explotados. A todo esto se suma que las multinacionales han rehusado también pagar por la infraestructura necesaria para explotar los recursos. Es a razón de esto que esa élite financiera por intermedio de la CIA y varias otras fundaciones, y organismos orquestaron los movimientos socialistas, los cambios de gobierno, los golpes de estados militares con el sólido propósito de que seas los países quienes realicen el gasto de construir la infraestructura. Una vez se logró hacerlo, el plan llamaba por la globalización y el neoliberalismo para aprovecharse de ello y enriquecerse con los recursos. El problema es que se han enfrentado a tres graves problemas. Primero citaré los problemas y luego explicaré en detalle.
El petróleo ha llegado a su “máximo punto” lo cual significa que se necesita de nuevas tecnologías para sustraerlo.
La tecnología ha avanzado tan rápido que nueva infraestructura es necesaria.
La información, educación y desarrollo informático del Internet han descubierto las intenciones de las políticas intervencionistas de la oligarquía mundial.

Peak Oil

Los grandes posos petroleros de México, de Arabia Saudita, de Venezuela, de Ecuador  y del resto del mundo han estado siendo explotados por los últimos treinta años y el problema al que se enfrentan ahora es que una vez que un poso petrolero llega a cierto nivel de explotación, se vuelve cada vez más difícil extraer el petróleo, necesita nuevas tecnologías que vale mencionar han sido creadas, inventadas por técnicos mexicanos, venezolanos y ecuatorianos, pero todas apropiadas sin pagar un centavo por el valor intelectual de ello por las compañías multinacionales. Dichas técnicas, como el bombeo de agua en los posos de petróleo para crear la presión necesaria de extraer el crudo. Esto requiere enorme consumo de energía eléctrica y requiere infraestructura que nuevamente las multinacionales rehúsan pagar.
En las décadas de los setenta cuando se impusieron los gobiernos militares para la fase de infraestructura, las mismas multinacionales renegociaron contratos de explotación con los gobiernos, precisamente para permitir la aprobación de préstamos y los fondos necesarios para la construcción de la infraestructura necesaria para la explotación. Solamente al concluir esa fase al término de la década y cuando la infraestructura podía permitir la explotación de recursos, fue cuando se  implementaron medidas dragónicas para obligar a países a bajar impuestos y regalías.
Súbitamente se manufacturó el regreso a la democracia de la mayoría de gobiernos, y empezó las privatizaciones, el auge del neoliberalismo. 
Pero una vez que la gente vio las posibilidades, los técnicos e ingenieros aprendieron la tecnología, y los administradores entraron en conciencia de lo que realmente pretenden las multinacionales, estas no pueden revertir al pasado. Si bien la globalización y privatización del petróleo se puso en manos de multinacionales, y estas se han mantenido explotando el recurso, la historia nos demuestra que el robo y saqueo de España en siglos anteriores es pálido en comparación al robo de las multinacionales, que en muchos casos han estado pagando centavos de dólar por barril de petróleo.
Tanto Venezuela, Ecuador,  Brasil y Bolivia vivieron el proceso de los golpes militares. En esas décadas se construyó la infraestructura necesaria para la explotación pero no fue suficiente y la élite financiera se equivocó, y ahora confrontan la necesidad de crear esa infraestructura que les permita explotar lo que falta del recurso. Es ahí donde asoma la conveniente reforma política del socialismo XXI, es entonces que los Caballos de Troya deben tomar las riendas de los países y construir todo lo necesario a pleno costo de las naciones, aunque la élite financiera espera ser ellos quienes cosechen los beneficios en cuanto se termine de construir la infraestructura.
Por eso los caballos de Troya se apuran, se tropiezan en sus intentos de firmar los contratos. He ahí Correa lamentándose no poder firmar todavía multi millonarios contratos para una nueva presa hidráulica, o lamentándose no poder firmar el contrato de una refinería sin hacer un solo estudio. Francamente, a Correa parecen haberle regalado título porque muchas veces no demuestra ninguna capacidad de razocinio.

Avances Tecnológicos

De la misma forma que se manipuló la industria petrolera se manejó los servicios vitales de las naciones. Por ejemplo, en esas décadas también se construyó las redes telefónicas y redes de distribución de energía eléctrica, los trans oleoductos nacionales, los puertos, etc. Todo esto fue después transferido por centavos de dólar a compañías extranjeras, generalmente los monopolios como AT&T en el auge de las privatizaciones, con el gran patrocinio y en muchos casos, la presión explícita del Fondo Monetario Internacional que impuso dichas medidas como condición misma para nuevos préstamos. 
Pero la tecnología ha avanzado tan rápidamente que las redes de teléfono ahora son caducas cuando nuevas tecnologías requieren el uso de cables de fibra óptica para distribución digital de video, teléfonos, Internet. La introducción del celular redujo la necesidad de servicio local en muchos casos. La población rápidamente ha aceptado las tecnologías aun cuando muchas como los servicios que son comunes en Estados Unidos y Japón no pueden ser implementadas en países sur americanos por la restricción de infraestructura. Por eso existe la necesidad imperiosa de construir esas líneas de fibra óptica si se debe implementar las tecnologías que permitan la venta de esos avances tecnológicos, pero es tan grande el desarrollo que en Estados Unidos ha sucedió, que tan pronto como el gobierno ha terminado de modernizar sus nuevos servidores y sus redes de DSL, una nueva tecnología ha sido introducida por Japón que convierte a la tecnología y por ende la infraestructura totalmente obsoleta. Así, las compañías quieren que Ecuador haga el gasto. Para que eso suceda necesitan un caballo de Troya que imponga los deseos de las multinacionales a pretexto de ser el gran nacionalista. Así en Ecuador y Venezuela los paralelos de Chávez y Correa son precisamente su ansiedad por construir la infraestructura sin escatimar costos, sin planeamiento absoluto, los planes salen como por arte de magia y los contratos para las multinacionales ya han sido redactados con pagos garantizados valga o no valga lo que construyan.
La informática e Internet

Una de las zonas donde mayor crecimiento y ventas de Internet en el futuro será en Latinoamérica que ha estado creciendo lentamente en comparación al resto del mundo. Sin embargo, el uso de Internet ha sido propagado en los colegios, universidades y todo centro educativo y con ello, se ha puesto al alcance la información que muchas veces nunca ha sido publicada y que no tiene mayor cobertura en nuestro países.
A esto se combina la gran migración de latinoamericanos a Estados Unidos y Europa. Prácticamente millones de ecuatorianos viven en todas partes del mundo al punto que las remesas extranjeras es el segundo ingreso para Ecuador y es un importante ingreso para todos los países. Pero esto además implica la fuga de cerebros, gente de enorme capacidad ahora trabaja para las mismas multinacionales y hasta las mismas organizaciones que imponen leyes en nuestros países. Esto conlleva a la internacionalización del conocimiento y de la información. En pocas palabras, ahora la élite financiera no puede conducir sus planes sin pasar desapercibidos, porque las paredes ahora les escuchan.

Introducción de Franquicias

La pérdida de capacidad productiva hace que Estados Unidos haya tratado de cubrir su insuficiencia económica que le impide cubrir las metas propuestas y llevar a cabo las expectativas neoliberalista. En estos momentos se le hace cuesta arriba a EE.UU. dar cumplimiento a sus anhelos. Esta realidad por ahora es un inconveniente el reconocerla públicamente, por los objetivos de reflejar proyecciones competitivas y atrayentes en los mercados de valores bursátiles en el mundo.
 El resultado es que todo Latinoamérica se está llenando de la gran exportación americana de franquicias, tales como: Burger King, McDonalds, Pizza Hut, Taco Bell y demás grandes negocios norteamericanos que no pasan de ser el uso de manteca en toda forma concebible. Las franquicias en realidad no son un producto como tal, es un sistema de operación sin poner mucho énfasis en la calidad de la comida que honestamente revuelve alrededor de freír cosas con aceite y llenar a los clientes de colesterol, sin contar con los enormes impactos en la salud de los ciudadanos; para ese tipo de negocios solo importa producir ventas, nada importa si dicha comida es saludable siquiera. Pero por sobre todo, cumplen una cosa vital que la élite mundial desea, hacen perder la identidad a las naciones, cuando las comidas tradicionales se las desplaza y es obvio cuando ahora las enormes señales de las franquicias se pueden ver en todo lado, sea China o Ecuador. 
Al mismo tiempo se puede argumentar que destruye el verdadero espíritu empresarial de las personas ya que se convierte en un manual paso a paso a seguir sin contribuir, crear o aportar nada de creatividad. Es un método de hacer dinero utilizando el nombre o prestigio de algo que se le convence al mundo que es popular, aunque es demasiado obvio que toda la comida de restaurantes de comida ligera es generalmente contra productiva a una buena alimentación.

Causas y Efectos Que Se Pretende Controlar Con el Socialismo XXI

Como he explicado, la insolvencia económica de Estados Unidos en estos momentos crea la necesidad de tener dineros que fluyan rápidamente dentro de las arcas de la Reserva Federal. Los trucos de auditoria y contabilidad no pueden fabricar números que incentiven a los ineptos de los bancos centrales a comprar más bonos inservibles. La única forma inmediata es utilizando los caballos de Troya para implementar medidas emergentes que logren el propósito esperado. Por eso entre otras cosas tenemos:

Causas
 Deflación monetaria de Estados Unidos impone la necesidad del retorno de dólares emitidos al exterior a los bancos norteamericanos.
                               Estados Unidos necesita capitalizar y revaluar su moneda.
                              Disminución del déficit y frenar la enorme devaluación del dólar.
 Utilización de aditivos como el etanol en la gasolina para causar incremento en los productos alimenticios, aunque el afectado sea el maíz, por asociación se logra afectar todos los precios y se está creando hambre en el mundo.

Efectos y Medidas

Apropiación de economías nacionales por parte de los caballos de Troya para que paguen altos precios en dólares a las empresas extranjeras como indemnización de las propiedades o en forma de enormes multas impuestas por los llamados centros de mediación. 
Aumento de impuestos y regalías nacionales en los países que se está implementando esta política, para de esta manera crear el retiro voluntario de inversionistas.
El escape de capitales internacionales y nacionales, combinado con la deuda causará la inevitable inflación de los países. Mientras se cumplirán los proyectos de infraestructura las multinacionales compran tiempo para obtener capitalización, al mismo tiempo que las empresas nacionales estarán acumulando deudas.
El alto precio del petróleo induce enormes costos a los servicios prestados. Aunque el costo del petróleo está siendo manipulado por el enorme consumo de petróleo del ejército norteamericano en Afganistán e Irak y la subida al doble de almacenamiento de Estados Unidos tiene como fin subir los costos de los servicios y tecnología que proveen las compañías norteamericanas.
Los altos costos, los enormes préstamos y el enorme despilfarro tal como vienen haciendo Chávez, que hasta ha ido a repartir dinero en Bolivia, eventualmente crearán el caos financiero para cuando terminen la infraestructura y será ni un segundo más tarde que una nueva ola de privatizaciones se presentará como la solución. Entonces el Fondo Monetario no aprobará un sólo préstamo hasta que se cumplan sus requisitos.
Para entonces, una simple apertura de los depósitos petroleros de Estados Unidos y cancelación de compras lograrán hacer caer el precio del petróleo con el fin de inducir una crisis institucional y quiebra general de las empresa del Estado, y los anuncios de remate no se harán esperar. 
Es muy posible que en Venezuela ya hayan logrado su propósito, por eso súbitamente se está creando la atmósfera necesaria para crear una crisis más grande. La verdad es que han hecho todo lo posible para poner a Chávez como el nuevo gran hombre de izquierda latinoamericano, pero los recientes problemas descubiertos por lazos a las FARC, y las narco organizaciones pueden ser muy conflictivas.  Quizás por eso es que constantemente Correa está siendo protegido, pero el pueblo ecuatoriano es el más volátil en el sentido de fidelidad a sus líderes. El héroe de hoy luce perfecto en la guillotina del culpable de todos los males mañana.
El Fenómeno Chávez. Análisis de Venezuela.

El gobierno venezolano presidido por el presidente Hugo Rafael Chávez Farias inicio en 1999. Debo admitir que entonces no puse mayor atención al cambio de gobierno hasta que Lucio Gutiérrez ganó las elecciones en Ecuador. El mundo entero ignoró nuevamente lo que era tan evidente, pero las circunstancias eran idénticas. Tanto Chávez como Gutiérrez habían sido edecanes. Los dos dieron golpes de estado, los dos fueron perdonados por el atentado contra la democracia, los dos fueron dados retiros para que tengan el camino a perseguir elecciones, los dos eventualmente subieron al poder. 
Aquí debo hacer un pequeño paréntesis y para muchos lectores mi apreciación les parecerá irrelevante, pero cuando tenía apenas 15 años solía hacer comedia imitando a los políticos del país, y una de las cosas que por pura inspiración salieron en pleno acto fue decir que, “En Ecuador siempre pasan las cosas en eco, y cuando hay un golpe de estado no tardamos en copiarles, si alguien elige un tarado no tardaríamos en copiarles, y si alguien elige un soldado como protector de la democracia, seguro elegiremos uno para no quedarnos atrás, por no decir eso siempre es lo que hace la CIA.”  Fue mi primera predicción política.

Simplemente eran demasiadas coincidencias que me hicieron empezar a seguir el gobierno de Chávez y comparar sus medidas económicas con su retórica. La constante es que la mediática de confrontación siempre es evidente, pero las medidas económicas afectan solo al pueblo y generalmente son favorables para Estados Unidos.
Así, debo mencionar mis apreciaciones de las medidas económicas. Este estudio sin embargo no pretende analizar en profundidad las cifras y estadísticas venezolanas, pero pienso que aún sin ellas, se podrá apreciar que las medidas económicas de Chávez en realidad no favorecen a su pueblo.

Las Medidas Contraproducentes para el Pueblo Venezolano.

Pienso que debido a lo extenso del tema es preferible resumir enumerando, aunque el orden no significa el valor de importancia a cada situación. Así, estas son las más importantes medidas contraproducentes.
Subsidios y distribución de productos importados para el consumo.- Cuando un gobierno central impone medidas que restringen drásticamente las importaciones por parte del sector privado, los efectos para la economía pueden ser catastróficos porque no existe forma de que las empresas privadas puedan competir con el gobierno, especialmente cuando Chávez cuenta con dineros del petróleo, es adepto al despilfarro, no paga impuestos y subsidia los productos. Esto evita la competitividad en los mercados, crea un mercado negro de productos y el país pierde enormes cantidades en divisas que hubiese percibido si su propio gobierno no se pone en competencia con las industrias pequeñas y medianas. Así, los resultados son extremadamente claros que en Venezuela han crecido los monopolios y mientras tanto, los pequeños comerciantes, pequeños industriales han desaparecido, restándole a Venezuela una capacidad competitiva en el comercio nacional e internacional.
Prohibición de la convertibilidad monetaria.- Esta medida económica en combinación con la primera es una anomalía financiera porque los controles de cambio en la moneda, cuando el gobierno importa cantidades enormes de productos, solo pueden dar como resultado la reducción de la capacidad de importación de la empresa privada y elimina muchas veces la producción nacional que es substituida por las importaciones. El resultado es la escasez de productos porque se ha eliminado el factor esencial de la economía de la oferta y la demanda, existe lo que Chávez quiera ofrecer y poco importa lo que el pueblo demanda. 
Incremento de la deuda externa.- Mientras la subida de los precios de petróleo han permitido a países como Argentina y Brasil pagar sus deudas aún por adelantado o a tiempo, en Venezuela y en Ecuador está sucediendo lo contrario, se ha seguido incrementando la deuda externa. Siendo que el petróleo es su principal industria es incoherente e ilógico y demuestra una vez más en forma contundente que Chávez y Correa siguen la misma política de la élite financiera.
Inducir al capital privado nacional a la gran fuga de divisas y eliminar la inversión extranjera en el país.- Nuevamente tanto Chávez como Correa con sus medidas han incrementado el riesgo país causando estos dos factores, que en combinación son contraproducentes en todo aspecto a la economía de cada país respectivo.   
Incremento de la delincuencia.- Es extremadamente extraño el enorme incremento de la delincuencia tanto en Venezuela como en Ecuador, gracias a los gobiernos de Chávez y Correa. En gran parte es debido a las medidas que se han tomado en eliminar organismos de justicia y protección al ciudadano, de esta forma se crea la impunidad y se desata el fenómeno criminal.

Baja inversión industrial y pocos incentivos a sus industrias.-  Pese a los enormes ingresos petroleros tanto de Venezuela como de Ecuador, los dos gobiernos se han caracterizado por una inversión oficial y privada extremadamente baja. Esto crea el desempleo porque se han destruido las fuentes de empleo, se ha eliminado la capacidad productiva nacional y se ha forzado a la pequeña industria a la quiebra. Aparentemente se lo hace como una medida para reducir el poder de la oligarquía y en segunda instancia, es otro de los efectos contraproducentes del riego país.
Gasto público excesivo.- La burocracia creada por el gobierno de Chávez tiene como objetivo hacer circular la liquidez monetaria. A esto se combina los enormes gastos públicos por la gran demanda de productos como consecuencia de la perdida de producción nacional. Esto, aparte de contribuir a la inflación, descapitaliza la industria nacional y crea la fuga de capitales nacionales. En pocas palabras, lo que Venezuela gana del petróleo termina en los bolsillos del resto del mundo porque Chávez está importando todo mientras mata la industria nacional, Correa está siguiendo los mismos pasos.
Escasez de productos.- Al eliminar el concepto capitalista de la oferta y la demanda se crea un vacío que resulta en el incremento de precios de los productos. Los gobiernos de Chávez y Correa pretenden controlar este fenómeno normal de toda economía con medidas de control de precios, pero el crecimiento de la inflación por la misma falta de productos que hacen más caros a los productos disponibles se convierte en el catalizador del mercado negro. Así, el país pierde divisas, sube el crimen, y pierde el pueblo. 
Dependencia del Banco Central de Venezuela.- Si se logra eliminar la autonomía del Banco Central es indudable que se pretende transferir las reservas al gobierno y este termine por gastarlas y crear la crisis estratégica que provocaría lo mismo que sucedió en Ecuador. Una toma ilegal de la Reserva Federal, que no solamente tomó todas las reservas de oro de Ecuador, pero convenientemente aprobó un préstamo de dos mil millones de dólares para implementar el dólar en Ecuador.

La razón a todo esto obedece a factores externos que nada tienen que ver con la economía de Venezuela o Ecuador. Tiene que ver con la economía norteamericana. Si bien el colapso del dólar es inminente ahora que Estados Unidos oficialmente tiene una deuda de US$9,198,027,352,014.90. La cifra es tan exorbitante que todas las deudas del resto del mundo no le alcanzan.
Así, el mundo debe estarse preparando para el colapso universal económico. La recesión no ha podido ser contenida porque la base fundamental de la economía está ausente y es la razón primordial que está acarreando a toda la economía mundial consigo mismo.
China es aclamada como el gran milagro económico y todo mundo quiere apuntar las cifras de desarrollo, y Estados Unidos no deja de mencionar las cifras de déficit comercial en su comercio. Pero la economía China depende de seguir comprando bonos norteamericanos para que los estadounidenses puedan seguir comprando los últimos juguetes chinos. La enorme polución en las ciudades chinas, y las diminutas ganancias de los trabajadores chinos son solamente un trozo de un témpano de hielo.
Increíbles trucos económicos fueron creados donde los banqueros salieron triunfantes y los pueblos quedaron pagando deudas. La ruina de unos es aprovechada generalmente por los más grandes. 100 mil millones de dólares fueron ganados en Wall Street gracias a la crisis 97-99 por efecto de la guerra en Kosovo y Yugoslavia y nadie puede discutir que Halliburton ha sido el mayor beneficiario de trillones de dólares que Estados Unidos ha gastado y sigue gastando en Afganistán e Irak. 
Al igual que quienes se beneficiaron de la guerra de Kuwait fueron compañías norteamericanas. La próspera economía de apuestas de Nueva York comenzó sin embargo a frenarse por el aumento de los precios del petróleo y no sería nada extraño enfrentarse a un precio de $150 dólares por barril para junio del año 2008.
Aún así, ese precio apenas compensaría la enorme caída del dólar. Al mismo tiempo, si se considera que la Reserva Federal ha distribuido tanto dinero que 40 mil millones se entregaron a los bancos en diciembre de 2007, además de 60 mil millones en marzo, y se anuncian más dineros en un acto desesperado de crear fluidez en el mercado cuando un colapso inminente esta a punto de desatarse. 
El acto es tan desesperado que algunos economistas norteamericanos hasta han dicho que es importante que se lo haga sin dar la apariencia de un acto desesperado por salvar la economía. Seamos honestos, el dólar esta peor que un paciente en cuidado intensivo y el momento que expire el paciente no está muy lejos.
Las pérdidas de más de ocho trillones de dólares en los mercados en el año de 2007. Las perdidas en el 2008 ya son considerables. El viernes 4 de enero casi todos los mercados tenían cifras de cuantiosas pérdidas. La gente debe estar nerviosa ante el atentado de la Reserva Federal de implementar una política idéntica a la de Alemania, que empezó la Segunda Guerra Mundial inundando al mundo con dinero fraudulento que no tiene respaldo alguno. 
Después de todo, nadie le ha concedido a Estados Unidos una tarjeta de crédito para que pueda imprimir dólares al doquier sin siquiera intentar respaldar su moneda vendiendo bonos a quien tenga suficiente ambición. 
Las decisiones incoherentes de la administración de Bush que usaron los pretextos del terrorismo para inventarse armas nucleares y armas de destrucción masiva donde no existían y no encontraron nada. Años después y sobre dos millones de iraquíes muertos, (En un país de 24 millones de habitantes es increíble que nadie acuse a Bush de genocidio).
 El mundo simplemente mira atónito que la gente norteamericana no saben qué hacer ante la evidencia de que esta guerra unilateral en contra de Irak fue originada con propósitos muy claramente delineados en el documento de PNAC, de apoderarse del petróleo y recursos para establecer bases militares en Irak con la finalidad de controlar el “mundo petrolero”. El concepto es idéntico en los países latinoamericanos, la estrategia simplemente es diferente.
El fracaso de las ideas y conceptos de Paúl Wolfowitz y los autores de PNAC es absoluto. Lejos de incrementar el flujo de petróleo y lejos de lograr 100 mil millones de dólares en ventas de petróleo, el Pentágono se convirtió en el mayor usuario de petróleo y el costo de la guerra es tan enorme como el tsunami económico a punto de desatarse en el mundo. Todo lo que anunciaba el ya caducado director del Banco Mundial estuvo errado. Las consecuencias son el costo del petróleo a precios nunca antes vistos y con ello, la inflación y desastre económico que conlleva el alza del petróleo para el resto del mundo. No solamente la elevación de costos fruto de la inflación a consecuencia de los altos precios del petróleo, sino fuerzas más poderosas del interior de la misma economía han empezado a desatarse. 
Además de la oleada de privatizaciones de áreas estratégicas en todos los países y del aumento de la explotación de los trabajadores de todo el mundo, en las raíces del auge estaba el aumento de la productividad logrado gracias al veloz avance tecnológico: electrónica, automatización, computadoras, Internet, telefonía celular, telecomunicaciones. Pero los rendimientos económicos de las nuevas tecnologías comenzaron a ser decrecientes, los mercados mostraron sus límites y la tasa de ganancia comenzó a descender a finales del 2000.
La situación económica global es tan grave, que los gobiernos ni siquiera se atreven a comunicarle al mundo que nuestro planeta sufrirá un evento astronómico inevitable el 21 de diciembre del 2012, cuando la tierra sufrirá una alineación con el centro de la galaxia. Tan inevitable es el evento astronómico como el Eclipse que tendremos el 20 de mayo del 2012. 
La evidencia científica demuestra más allá de cualquier duda que tal evento astronómico puede tener consecuencias muy catastróficas. Ciertamente, nadie sabe ni puede asegurar lo que sucederá. En lo más mínimo, los daños a los satélites alrededor de la tierra serán considerables o totales, con lo cual las telecomunicaciones, celulares, transmisión de noticias etc. quedarán en un caos total. Imagínese un mundo sin comunicación. Los daños posibles son suficientemente terribles como para causar la anarquía en el mundo. Pero ante ese peligro, los gobiernos se mantienen en silencio por temor a causar el pánico total en la población.
Los fallidos experimentos económicos del FMI en Asia, en Rusia, en Argentina, en Ecuador demostraron al final del siglo pasado e inicios del nuevo siglo, que dichas instituciones lejos de hacer el bien son la causa de varios desastres económicos. 
La bancarrota turca sirvió como oportunidad para presionar a privatizar las telecomunicaciones y la electricidad, como requisitos para la entrega de un crédito del FMI. Pero, en Argentina el FMI ya habían matado hace años la gallina de los huevos de oro y no hay ya nada que privatizar: A la receta que se impuso a Argentina de rebajar los salarios de los trabajadores, nada novedosa en el menú del FMI, se le agregó la realización de maniobras de tropas norteamericanas en territorio argentino y una base estadounidense en Tierra de Fuego. 
En Ecuador un decreto ilegal de Jamil Mahuad, declaró la dolarización unilateral de la pequeña nación suramericana. El premio para Jamil Mahuad por haber vendido su patria es que ahora vive de profesor de la Universidad de Harvard. Más allá de la ilegalidad de que una institución independiente de Estados Unidos, como es la Reserva Federal, que aún bajo el mandato de ley que fue creado en el congreso norteamericano donde claramente especifica que no puede operar fuera de territorio norteamericano; en el acta del congreso norteamericano establecida como una corporación independiente y regulada bajo leyes federales y creando distritos bancarios, que haya asumido control completo de la economía de una nación soberana como es Ecuador, tan solo como resultados de un gobierno manipulado por la Reserva Federal han sumido al 70% de ecuatorianos a vivir en la pobreza o abandonar su país en masivas migraciones a España. 
Pero organizaciones como la OEA y la ONU que fueron creadas supuestamente para defender a países pequeños de estos abusos se han mantenido el pleno silencio, porque de lo contrario, EE.UU. amenazó con no hacer los pagos económicos correspondientes.
Todos esos peligros a la economía han pedido a gritos una rehabilitación a la estructura económica tan solo para ser ignorados por los economistas. Esta vez sin embargo, el corto circuito económico está en Estados Unidos. 
La suma de varios factores ha hecho insostenible la crisis económica mundial. Todo empezó con la crisis energética de California, al punto que la “ineficiente” empresa estatal mexicana tuviera que auxiliar a las “eficientes” empresas privadas californianas, quebradas todas, para que fueran generadoras o distribuidoras de energía. 
A esto se sumó los despidos masivos de trabajadores realizados por las transnacionales, quienes solamente en Estados Unidos despidieron a más de dos millones y medio de personas entre 2001 y 2002. En el presente año 2008, las cosas empiezan tan mal que Estados Unidos declaró que la gran súper potencia mundial apenas generó 18,000 empleos en diciembre de 2007. Se me ocurre pensar que si en diciembre, cuando se necesita más que nunca los Santa Claus y cajeras adicionales, EE.UU. apenas generó 18,000 empleos, significaría que en la realidad EE.UU. ya no está generando empleo alguno. 
Como siempre, el capital encuentra las espaldas de los trabajadores para descargar sus crisis. Pero esta vez las transnacionales ya no pueden privatizar más, excepto en los lugares donde antes todo era prohibido como la electricidad y los teléfonos de Nicaragua, Isagén, ISA, Emcali o la ETB. 
Es ahí donde los caballos de Troya han sido tan efectivos y han ayudado tanto a Estados Unidos. Por eso Chávez y Correa pasan cada ley que sirva para crear ingresos efectivos para el dólar. Por eso a solo días de la Navidad del 2007, Correa presentó a la Asamblea Constituyente, cual si fuese un regalo de Navidad, las leyes nuevas leyes tributarias en Ecuador que se aprobaron el 29 de Diciembre y se implementaron el 1 de Enero. Extrañamente, aunque Correa se jacta de economista y de socialista, las leyes son tan absurdas y tan anti socialistas que es como si un economista de la Reserva Federal le hubiera dictado con la amenaza “Rafael si no pasas esas leyes dejas de ser presidente”. Rafael Correa al pasar dichas leyes al menos sí ha quedado al descubierto que puede ladrar como el mejor perro fiel que tiene la Reserva Federal en Latinoamérica.
En Colombia, Manuel Marulanda anunció que las guerrillas colombianas se dedicarán a la ofensiva. El resultado fue una ofensiva completa y absoluta por parte del ejército colombiano, que en cuestión de semanas eliminó a varios de los líderes de varios frentes de las FARC. Las guerrillas de Colombia aún claman luchar por el pueblo –auque para creer semejante absurdo se debe evitar ver y oír de los miles de secuestros, y millones de dólares cosechados de la coca - es demasiado evidente que hace más de una década la única industria a la que se dedica la guerrilla es al narcotráfico y que la supuesta lucha ideológica es más pretexto y excusa que una lucha social. 
Desde luego, Uribe con el apoyo de Estados Unidos a pretexto de contrarrestar influjos de dineros del narcotráfico dará la bienvenida a la guerra porque así Colombia comprará armas del Complejo Industrial. Algo que es muy necesario en estos momentos y que muy convenientemente, Estados Unidos aceptará el cómodo pago en cuotas mensuales de todas las reservas petroleras y mineras de Colombia. Al pueblo se le está engatusando que todo eso es necesario para finalmente destruir de una vez por todas a las FARC y a los paramilitares, aunque claro, convenientemente se ha dejado olvidado que la misma CIA ha estado patrocinando a los dos bandos, pero la inversión les ha dado resultados, ahora se acerca el momento del desenlace. Estados Unidos necesita dinero en efectivo y cuando Colombia ponga las órdenes por más armamento, los préstamos del Fondo Monetario Internacional serán aprobados sin duda a fin de proteger la paz de Colombia, claro.
Mientras tanto, los mercados financieros siguen sufriendo, el índice Nasdaq de acciones de empresas tecnológicas bien se le puede cambiar de nombre a “Corcho”, pues si no está tambaleándose está en el suelo. Señal de que la crisis es de fondo porque el motor del auge se ha recalentado, ya no encuentra mercado.
Las corporaciones líderes como Intel de microprocesadores, Motorola y Nokia de teléfonos celulares y especialmente las telefónicas de toda Europa, han visto derrumbarse el precio de sus acciones. 
Las empresas privadas de electricidad están en dificultades desde Gran Bretaña hasta Australia. Compañías que tan solo hace un año vendieron stock por 30-50 dólares ahora apenas se venden por centavos de dólar. Otra evidencia porque ahora las nacionalizaciones son el arma de los caballos de Troya para inyectar dinero a las arcas de la Reserva Federal que ansiosa espera los contratos de servicios a prestar para construir la infraestructura, los préstamos se aprueban fácilmente. Chávez y Correa ansiosos reciben los milloncitos y rápidamente firman los contratos con los aires de ser los grandes líderes del cambio. Pero la verdad está delatada y podrán esconderse por un tiempo pero no podrán ahuyentar la verdad.
El choque fundamental de la Bolsa de Valores en Estados Unidos alimenta las ondas de la crisis en otros países debido a la inestabilidad que esto crea. 
Las exportaciones a los países latinoamericanos han decaído notablemente porque Estados Unidos no tiene capacidad productiva alguna. Hace años que dejó de manufacturar juguetes, aparatos electrónicos, computadores, microprocesadores, muebles, textiles y tantos otros productos.
Así, hasta la estrella del NAFTA, México, no ha podido evitar la recesión y la caída de la Bolsa, a pesar que tiene a su favor los altos precios del petróleo. Estados Unidos además incumple sus compromisos del NAFTA, la ley de embudo: no compró el azúcar convenida y para sorpresa de muchos, el gobierno de Fox tuvo que nacionalizar los ingenios azucareros. 
México en este año del 2008 empieza con los mismos problemas de siempre y no se ve una recuperación económica. Igual fenómeno ha sucedido con cantidad de otros productos en los cuales Estados Unidos decidió unilateralmente que desde ahora son libres de impuestos. 
Es desde luego otra nacionalización de pérdidas, como la de los bancos, hace años, que rescatados por el Estado fueron reprivatizados. En la crisis se revela cómo el verdadero sentido de la privatización no es la eficiencia, sino la ganancia de los grandes empresarios. 
Sin embargo, para que la crisis se convierta de una manera u otra en una nueva reconcentración de los monopolios transnacionales que se nutren de la propia desgracia que generan, se necesita una condición: la pasividad de los trabajadores y los pueblos o su derrota. Los organismos de inteligencia del capitalismo con presupuestos de 3.5 trillones de dólares infiltraron los supuestos movimientos socialistas y ahora controlan el socialismo y pasan leyes que parecen más copias de las redacciones de leyes alemanas bajo Hitler. 
En Ecuador esto dio como resultado que Rafael Correa haya ganado las elecciones, pero cuando se elige un demagogo que sólo tiene promesas mientras obedece los intereses estratégicos y económicos de EE.UU., lo único que logran los pueblos es la anarquía. Así, mientras los socialistas creen que han creado una tónica diversa y multiforme de lucha masiva para crear “la irrupción en la escena política de una nueva generación, capaz de articular, catalizar y revitalizar movimientos dispersos, cuestionando de forma global y radical el orden impuesto por el nuevo capitalismo encarnado en las políticas neoliberales”,  no se percatan siquiera que entre sus líderes está gente que sirve los intereses del capitalismo depredador. Mientras un pueblo como Ecuador se comió el cuento que al elegir un socialista se pondría final a la aceptación pasiva de la dominación global de las transnacionales, se han encontrado en un país que por ahora no tiene poder legislativo, con una Asamblea Constituyente que sirve los intereses de su presidente Rafael Correa quien está gobernando con palo y garrotes camuflado de socialista. 
 
La Experiencia en Nicaragua/Panamá/ Honduras/ Colombia

Mientras Estados Unidos oficialmente acusaban al gobierno sandinista de estar traficando drogas para financiar su revolución, las investigaciones de Irangate demostraron que era precisamente Estados Unidos que estaba permitiendo el tráfico ilícito de drogas desde Colombia o Panamá. Las acusaciones de Estados Unidos querían ligar a la Unión Soviética y a Cuba. Pero era Estados Unidos que controlaba el espacio aéreo y con sus radares en Panamá, podían saber todo movimiento de todo avión que partía desde Colombia y que ingresaba en Colombia, y en todo Latinoamérica. Aquí hay una cosa clave en todo lo que está pasando ahora en nuestros países. En
1982, Álvaro Uribe Vélez, el actual presidente de Colombia era el director de la aviación civil de Colombia y concedía todo permiso para salir de Colombia. Mucho más cuando la Provincia de Antioquia tiene frontera con Panamá. Por eso, no debería admirarse de que la familia Uribe Vélez tenía control de nada menos que 25 haciendas en Antioquia. Para 1982, Álvaro Uribe se convirtió en alcalde de Medellín en la misma cúspide del poder del cartel de Medellín en Colombia. Para 1991, Álvaro Uribe estaba siendo fichado en el informe del Departamento de Defensa de Estados Unidos como el narcotraficante número 82 del mundo. La pregunta es, qué intereses ha estado sirviendo el presidente colombiano desde 1982; muy claramente salío ileso de toda acusación en el escándalo de Irangate, aunque es demasiado obvio que las raíces del actual conflicto empezó allí. La cocaína de Colombia fue transportada a Estados Unidos, armas fueron compradas de Irán, enviadas a Colombia y aviones volaban a bases de entrenamiento de la CIA en Honduras, Panamá, Florida, Lousiana y Alabama. Precisamente donde las fuerzas anti sandinistas recibían entrenamiento. 
Quien quiera que lea el libro “The Politics of Heroin in Southeast Asia”, se puede dar cuenta muy claramente que la CIA tiene amplia experiencia en trabajar con organizaciones corruptas. En el caso de Kuomantang, la CIA le ayudó a traficar heroína por más de 20 años desde Laos usando Air America (una subsidiaria de la CIA) en nada menos que cajas marcadas como “asistencia humanitaria”, y lo que salía de Laos era drogas y lo que regresaba era armas. Entonces esas armas sirvieron para batallar contra nada menos que los US GI en Vietnam. 
Ronald Reagan en aquel entonces clamaba una de las cosas más absurdas que un presidente norteamericano haya promulgado y sin embargo la población norteamericana no cuestionó la mentira que los Sandinistas se preparaban para invadir Estados Unidos. En la realidad, la presente situación de Nicaragua nace en la miseria creada por Estados Unidos en 1980. El proceso de inestabilización de Nicaragua sin duda no era apoderarse de Nicaragua, el punto era obligar a los sandinistas a adoptar una posición más radical, para eventualmente tener el pretexto perfecto de sacarlos del poder. La revolución nicaragüense empezó como la lucha del pueblo por justicia, por educación, por terminar el Imperio Somosista ya que Nicaragua era como un país feudal donde Somoza y sus familias eran los dueños de todo, y la población eran sus sirvientes y trabajadores sin derecho, más que aquel que ellos estaban dispuestos a conceder. La intervención de Estados Unidos fue ilegal por involucrarse en asuntos internos de Nicaragua y porque estaba en contra de los principios promulgados en la constitución norteamericana y en contra de las leyes internacionales. 
La sangre derramada por las actividades de la CIA y las acciones norteamericanas en Panamá, Guyana, Chile, Argentina, Ecuador, Guatemala, Bolivia, Brasil, Colombia desde 1954 hasta 1975 ahora es muy claramente evidenciada gracias al testimonio desclasificado de directores de la CIA ante el congreso norteamericano; así como testimonio de agentes y oficiales de la CIA; gracias a documentos obtenidos a través de la Ley de Divulgación de la Información; gracias a libros publicados por ex agentes y testigos. Hoy se puede comparar la evidencia y los datos. Miles de desaparecidos en Chile, Argentina, México y otros países fueron parte del proyecto Cóndor. Varios presidentes que fueron sacados del poder en plena violación de sus gobiernos democráticos y la soberanía del país. Otros puestos en el poder obedeciendo intereses norteamericanos en par de casos bordea en la comedia, como es el caso del  presidente Arozemena en Ecuador. Me atrevo a preguntar si la relación de países funciona en la misma forma que funciona la sociedad y si aplicáramos las mismas leyes que son vigentes en Estados Unidos, ¿no deberían los países seguir un juicio a Estados Unidos y pedir pagos por todo el daño causado a través de años de intervención?