viernes, 17 de abril de 2015

OPERACIÓN SINIESTRA: SOCIALISMO CREADO PARA DESTRUIR NACIONES

Tomado de mi libro escrito en el 2007

CAPÍTULO IV 

"Todas las verdades pasan por tres fases.  Primero, se la ridiculiza; segundo es opuesta violentamente; y tercero, es aceptada como evidente en sí misma”. Arthur Schopenhauer




Ivan Illich solía escribir que todo paciente debe tener miedo y precaución de las enfermedades "iatrogénicas” – Aquellas causadas por los médicos que pretenden curarlos. Por los dos últimos siglos Latinoamérica ha estado adoptando y siguiendo los consejos de Europa o Estados Unidos para curar los males económicos y sociales de nuestros países. Igualmente, hemos estado adoptando alguna ideología foránea porque han posado como médicos que pueden curar nuestros males. En el siglo pasado, Estados Unidos ha sido el gran sacerdote de la economía y ha posado como el gran curandero. Pero sin duda el conflicto de intereses han hecho que sus soluciones sean desatinadas y por ello, al igual que cualquier curandero ahora ha sido desacreditado. Quizás es hora que empecemos a librarnos de usar sus servicios. 

La desclasificación de documentos, anteriormente clasificados como secretos por el gobierno norteamericano, permite determinar claramente la verdad. No son conjeturas ni suposiciones lo que expongo a continuación, pero es la revelación de un proyecto siniestro que fue creado en 1964, fue anunciado como un proyecto cancelado para 1965, pero ha seguido existiendo clandestinamente hasta hoy día y se está implementando en nuestros países. Aquí se puede ver la determinación por parte del aparato de política extranjera de los Estados Unidos, de intervenir en cualquier país del mundo donde los movimientos populares puedan amenazar los intereses económicos y estratégicos de Estados Unidos. Con ese propósito se crearon planes y proyectos para llevar a cabo operaciones que, aunque en su presentación sean introducidos como “estudios investigativos científicos”, no son más que planes subversivos de espionaje que viola la soberanía, la ley internacional, la independencia y la libertad de los pueblos. 

En 1965 la existencia del Proyecto Camelot fue puesta al descubierto por el diario chileno “El Siglo”. Al ser expuestos ante los medios de prensa se obligó a que sus participantes clamen haber cancelado el proyecto. Pero a través de la Ley de Divulgación de la Información (Freedom of Information Act) se ha descubierto que eso claramente nunca sucedió. Simplemente los agentes de espionaje cambiaron los nombres de las operaciones, de las agencias gubernamentales, e inclusive el Departamento de Estado permitió que más de 1500 agentes de la CIA asomen como empleados del Departamento de Estado y así podían trabajar libremente en las embajadas. Lejos de cancelar el proyecto, reestructuraron el proyecto, y se crearon nuevas corporaciones ficticias y nuevos estudios académicos donde toda la información, datos y resultados han dado origen a un plan que ahora está siendo implementado en Ecuador y muy posiblemente en otros países. Muchos semblantes de este proyecto están saliendo a la luz y solamente en la última semana de Abril, el New York Times reportó sobre la existencia de un “caballo de Troya” en la prensa de Estados Unidos y de varios países del mundo, por ello hubo un bloqueo enorme de varios periódicos en todo el mundo en la última semana de Abril del 2008. Categóricamente puedo reportar que no tuve acceso de Internet ni al diario El Comercio, ni el Universo de Ecuador en toda esa semana. 

El Proyecto Camelot es precisamente la creación contemporánea de un caballo de Troya, pues es crear un sistema socialista, para poner en el poder un gobierno socialista que defienda los intereses norteamericanos. No solamente que este proyecto continuó a pesar de las anunciadas cancelaciones del proyecto en 1965, pero eventualmente se determinaron las etapas de implementación del proyecto, el plan se concretó hasta en cómo organizar un sistema socialista; así nace socialismo XXI, cómo crear un partido socialista que lleve a un líder a ser presidente de una nación, cómo eliminar el congreso para eliminar cualquier poder de oposición de otros partidos, cómo destruir cada organización e institución democrática creando conflicto en el poder de justicia, cómo apoderarse del poder legislativo creando una nueva asamblea y cómo determinar nuevas leyes creando una nueva constitución para hacer del estado el propietario absoluto y total de sus ciudadanos, sus recursos, su economía y su patrimonio cultural y genético. Así se podrá conducir, desarrollar e implementar Camelot. Sin duda se escogió a otro país que no sea Chile donde quedó descubierto en 1965. En Ecuador se han dado exactamente estos pasos a renglón seguido.
Documentos desclasificados demuestran que las agencias de espionaje condujeron varios operativos bajo el pretexto de “investigación sociológica” en países como: Ecuador, Venezuela, Uruguay, Colombia, Senegal, Nigeria, India, Vietnam, y Laos.
Valga mencionar que el Proyecto Camelot tuvo un enorme presupuesto e inicialmente fue dado tanta importancia como el Manhattan Project. Así, se inicia como un estudio con parámetros claramente definidos para determinar cómo  desarrollar un sistema en el modelo socialista,  que permita y haga posible desarrollar cambios políticos, sociales y económicos en las naciones subdesarrolladas. Los objetivos delineados específicamente en estos documentos dicen así y son:

Primero: Crear procedimientos para determinar el potencial de promover guerras internas entre sociedades nacionales creando un sistema socialista que controle el gobierno. 
Segundo: Identificar cómo  tomar acciones que ese gobierno conduzca para ir incrementando la confianza, para que luego puedan crear las condiciones identificadas, las cuales son determinadas cómo para levantar el potencial para guerra interna; y 
Finalmente: Determinar la posibilidad de prescribir características del sistema para obtener y usar información esencial necesaria para hacer las dos cosas anteriores.   

El proyecto inicial fue concebido con una duración de cuatro años, en gran parte porque la mayoría de países latinoamericanos tienen elecciones cada cuatro años y por ello está determinado que hay cuatro años para implementar las fases del proyecto.  El plan inicial requería la participación del Departamento de Estado, el Departamento de Defensa, el Ejército, y varias agencias del gobierno como la CIA. No cabe duda que Ecuador nuevamente es el paralelo de Cuba que tiene la base de Guantánamo, de igual forma que al tener la base de Manta, se podía consolidar mucho más fácilmente el proyecto. En la fase inicial del proyecto se requiere la enorme recopilación de datos en los países que se planeaba implementar el proyecto, así como también el uso de la extensa información de datos sociales, políticos, económicos y la manipulación de partidos políticos. Tal como la evidencia del capítulo anterior demuestra, Ecuador ha sido totalmente infiltrado, estudiado  e investigado, al punto que toda esa información ahora puede ser usada para poner en práctica este plan. El plan fue creado para ser implementado en un país latinoamericano. En Chile se trató de iniciar el proceso y como expongo a continuación hay claras indicaciones que así sucedió. 
El proyecto siguió desarrollándose por años y todo lo que está aconteciendo en los países suramericanos puede ser parte de este plan siniestro. Es simplemente imposible que Estados Unidos haya gastado millones de dólares, años de recopilar información, haya formulado planes y haya usado alta tecnología para crear juegos de computadora a fin de predecir posibles eventos para eventualmente descartarlos y dejarlos a un lado. No debería caber duda alguna que ahora estamos viviendo la implementación de dichos planes. Los años de planificación que abarcó cantidad de académicos, varias agencias, varios departamentos con un enorme presupuesto son los que crearon el plan de gobierno de Rafael Correa.  
El Proyecto Camelot, al igual que toda operación norteamericana, fue justificado en la necesidad de detener la gran amenaza del comunismo. Como demostraré en la evidencia que presento de Venezuela, se hace imposible ignorar el objetivo final. No importa como quiera verse y analizar la situación, el resultado final siempre nos lleva a que las cosas que se están implementando en el país no puede servir más que de ventaja a ese grupo de banqueros e industriales que controlan el mundo.  Todo en realidad es parte de la política extranjera de intervensionismo en Latinoamérica. Una verdad evidente y sin embargo ignorada es que el estado totalitario fue inventado en Norte América en 1917, con la introducción del Estado de Guerra de Woodrow Wilson, que convenientemente es llamado el patriarca de la política extranjera norteamericana. Es en ese entonces que se crean políticas de represión doméstica con poderes dictatoriales investidos en el presidente de Estados Unidos, como nunca antes aprobados en Europa o cualquier otra parte del mundo. En su obra, “Nacimiento de Una Nación” es demasiado notable el racismo de Wilson. Pero como a menudo sucede en todo evento que implica la élite mundial, siempre hay una historia detrás de la historia. Lo impresionante es que lo que está sucediendo en Ecuador y lo que Correa está implementando en Ecuador parece el espejo de lo que sucedió en Estados Unidos en 1912.
Es en el año de 1912 que se crea el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés) por los mismos banqueros que crearon el Sistema de la Reserva Federal. Desde el inicio hubo intervención Británica. Cecil Rhodes, el magnate de diamantes, en coordinación con Nathan Mayer Rothschild habían conformado para entonces una organización secreta llamada La Mesa Redonda de Londres. Su objetivo era avanzar el control económico desde Inglaterra hacia todo el mundo y establecer el Imperio Británico como el Imperio Supremo. Pero necesitaban  involucrar ciudadanos norteamericanos para controlar las políticas dentro de Estados Unidos y al mismo tiempo, ocultar la influencia británica en las políticas norteamericanas. Era importante entonces crear su propia organización y por eso la creación del CFR. Así es como su enviado especial Jacobo Schiff y su hermano, ya habían infiltrado el sistema bancario y establecido una red de poder al otorgar los préstamos a Rockefeller, Carnegie y Morgan. Luego logran conformar el CFR con los siguientes miembros: George Peabody, J.P. Morgan, Andrew Carnegie, Nicholas M Butler y Edgard House. También se cree que Rockefeller fue miembro. 
En una de las más increíbles revelaciones de cómo estas organizaciones creadas por los banqueros han creado la guerra y han manipulado los países, se encuentra nada menos que en datos de reuniones de la organización creada por Andrew Carnegie. Esta organización que hablaba y lleva el nombre de paz promovía activamente la guerra. La fundación, llamada Fundación Cargenie para la Paz Internacional (Carnegie Endownment for Internacional Peace). En las minutas de reuniones hablan específicamente de cómo involucrar y mantener a Estados Unidos en la guerra y concluyen así: “Nosotros debemos controlar la maquinaria diplomática de Estados Unidos..controlando el Departamento de Estado”.
En el proceso de investigación me quedé simplemente anonadado al descubrir que, los eventos que están sucediendo en Ecuador desde que Correa asumió el poder son exactamente el paralelo de lo que sucedió en Estados Unidos en 1912-1917. En el manual escrito por Edgard House en 1911 titulado, Philip Dru: Administrador, la secuencia de eventos y las leyes aprobadas son prácticamente la copia y réplica del gobierno de Correa. 
El libro Philip Dru: Administrator es un plan ficticio de cómo conquistar y apoderarse del aparato político, económico y social de Estados Unidos. El mismo autor dice exactamente estas palabras, “La implementación de este plan es un trabajo para concretar el socialismo soñado por Karl Marx”. El plan demuestra pasos a seguirse para lograr control del partido demócrata y republicano, el proceso gradual de establecer nuevos impuestos por medio de leyes tributarias, impuestos a la herencia para apoderarse de las riquezas, creación del Banco Central y medidas para centralizar el gobierno (federal) quitando los poderes y funciones de los gobiernos de cada estado. En Ecuador, Correa está haciendo exactamente lo mismo. Las leyes tributarias aprobadas son un grave atentado contra los ecuatorianos porque aprueban impuestos que tienen el firme propósito de destruir la sociedad. En un país que las ventas de petróleo producen sobre nueve trillones de dólares, los cuales se esfuman y el país apenas clama percibir alrededor de 4 mil millones, Correa clama haber liberado a la gente de pagar impuestos a quien gane menos de ocho mil dólares. La simple verdad es que con la devaluación del dólar, diez mil dólares es el equivalente a solamente $1,500 en 1960. Cómo un economista puede pretender que su gente, que los ciudadanos de su país vivan en la total pobreza. Para quienes defienden el porcentaje de impuestos de hasta el 35% de la renta, no parecen percatarse que Ecuador no tiene grandes ejércitos, guerra de Irak, grandes proyectos de protección del ambiente, enormes programas de revitalización de ciudades o programas de incentivo a la industria. En Estados Unidos, el impuesto a la renta federal es de sólo el 14%, el total llega a cerca de 30% debido principalmente a otros impuestos como los de cada estado, seguro social, FICA, retiros, ganancias capitales, ganancias de inversión, etc., más hay tantas deducciones que rebajan la cifra considerablemente. El 35%, 25%, 20%, 15% de impuestos en Ecuador es un crimen contra sus ciudadanos porque el estado ecuatoriano no tiene esos gastos ni ofrece ningún cambio para la sociedad, otra que el control completo y absoluto de la patria.
Varios artículos de prensa y varios autores han comentado al respecto y la mayoría de ideas expresadas en ese libro de Philip Dru, se convirtieron en la política de Estados Unidos en las administraciones tanto de Woodrow Wilson como de Franklin Delano Roosevelt. En 1918, Franklin K. Lane, el secretario del interior en la administración de Woodrow Wilson había dicho “Al final de cuentas todo lo que el presidente dijo e hizo…viene de Philip Dru”.
Otra muestra de las verdaderas intenciones de la Reserva Federal, el CFR y los banqueros internacionales son las palabras de Andrew Carnegie quien en su último libro dice estas palabras, “Estamos destinados a tener paz, a través del establecimiento de intereses nacionales en el mundo. Al principio una coalición entre América e Inglaterra –la unión de las razas que hablen inglés – Después, un Estados Unidos de Europa. Finalmente, la unificación de toda la raza humana”. Este es el mismo hombre que creó cantidad de fundaciones para educación y era el vicepresidente de la liga anti imperialista.  
Otro dato que mucha gente pasa por alto es que muchos de los maestros 33 de los masones han sido banqueros, y hasta presidentes de naciones, entre ellos está Paul Warburg, Henry Moregenthau, Jacob Schiff. En Ecuador varios presidentes incluyendo Eloy Alfaro fueron maestros masones de grado 33. 
Es precisamente donde constan las raíces de esa ideología  de intervención política/militar como medio para “mejorar el mundo”, aunque realmente debería decir para mejorar el control y poder absoluto de esa élite financiera. Los principios que se establecen desde entonces son más bien amoldar el mundo a los intereses de esa élite financiera que desde entonces controla el mundo, y los mismos Estados Unidos por intermedio de la CFR, FED, FMI, BID, BM y las organizaciones, fundaciones que aunque hablan de promover la paz, la democracia, y la libertad, trabajan constantemente para subyugar y oprimir a los pueblos. Woodrow Wilson, Frank Delano Roosevelt, Harry Truman, e inclusive Ronald Reagan y los dos George Bush han desarrollado, expandido y mantenido esa política intervencionista que han hecho del mundo en que vivimos el laboratorio de los banqueros y del Complejo Militar Industrial, quienes dictan lo que acontece en el mundo. 
Para 1960 se expandió toda clase proyectos como estudios académicos. En parte para justificar millones de dólares que fueron usados como asistencia a fundaciones, como dineros destinados a la educación y universidades. En la realidad, millones de dólares eran asignados a estudios y proyectos como Camelot, Simpático, Task, Alliance etc., los cuales solo podían servir al Complejo Industrial Militar. La CIA así reclutó científicos y académicos para que estudien desde los efectos de LSD, cocaína, y todo tipo de drogas en voluntarios que en muchos casos, no eran informados de lo que verdaderamente podía suceder. 
El proyecto más ofensivo y que cualquier humano decente debe sentirse ofendido es el proyecto Monarca, el mismo que fue la continuación del Proyecto Nazi Paperclip. Este proyecto fue descrito por el médico militar Teniente Coronel Michael Aquino, PhD, quien había participado en las Operaciones Psicológicas de la Fuerza Aérea norteamericana y la Inteligencia Militar. Este había participado en calidad de especialista en control del pensamiento. Las víctimas fueron niños norteamericanos de entre 15 a 20 guarderías infantiles y orfanatos establecidas dentro de las bases de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Los terribles y sucios experimentos se efectuaron por dos décadas. Parte del estudio experimental incluía violaciones sexuales de niños de hasta cinco años, prostitución infantil, ritos satánicos, control mental, control hipnótico entre otras asquerosas prácticas que jamás pudieron ser investigadas porque estaban protegidas bajo el manto de la seguridad nacional del estado.
La CIA al mismo tiempo, llevó en efecto planes y experimentos llamados MK-ULTRA, 150 diferentes experimentos secretos se llevaron a cabo simultáneamente para la formación de suicidas y asesinos programados como experimentos de control mental.
El proyecto Camelot fue inicialmente creado como un estudio académico. Aunque era demasiado obvio su objetivo de estudiar a fondo la posibilidad de que el ejército norteamericano pueda implementar la política intervensionista norteamericana infiltrando la sociedad para motivar los cambios que sirvan a los intereses estratégicos y económicos de Estados Unidos. Es por eso demasiado evidente que el proyecto Camelot se llevó a cabo en combinación de otras operaciones con objetivos de contrainsurgencia en países latinoamericanos. Poniéndose gran importancia y énfasis en las acciones que se puedan tomar para reducir y eliminar los grupos que pudiesen coordinar cambios en contra de los intereses norteamericano. Eventualmente, se convierte en un estudio de cómo crear, controlar, y dictaminar esos cambios sociales y económicos de Latinoamérica. Al punto que se mencionan actividades concretas que por su naturaleza no podrían más que crear violencia, guerra civil y la autodestrucción de las naciones.
La lista de científicos sociales, sociólogos e intelectuales que contribuyeron a esto proyecto Camelot es extensa y abarcó instituciones educativas tales como la Universidad de Harvard, la Universidad Americana, etc. Es incomprensible que estos académicos hayan cooperado con entusiasmo a un plan de destrucción de la sociedad. Son ellos quienes crean los instrumentos científicos –el plan concreto de cómo destruir un país-, las armas ideológicas capaces de instalar un gobierno con su propio caballo de Troya, al mismo tiempo que detectar y destruir cualquier grupo de resistencia anti imperialista. Talcott Parsons, Walt Rostow, Samuel Huntington fueron partícipes de un plan concertado de destruir las esperanzas de justicia y libertad verdadera. 
“El choque de civilizaciones y la reconfiguración del orden mundial” escrito y publicado en 1996 por Samuel Huntington, director del Institute for Strategic Studies de la Universidad de Harvard y miembro del Consejo de Seguridad Nacional en 1977 y 1978. Esta obra es otra demostración del continuo trabajo del Proyecto Camelot porque las premisas conceptuales del libro fueron expuestas varias veces y en diferentes conferencias desde 1992 hasta 1996, como consta en el archivo del American Enterprise Institute. El libro está basado en las experiencias, operaciones y conclusiones del Proyecto Camelot.
La misión inicial del ejército norteamericano de ayudar a “construir naciones” se convierte en una misión directa de controlar las naciones. Pero después de haber sido expuesto en Chile en 1965, el plan Camelot deja de ser una actividad de estudio y se convierte en un proyecto secreto donde la participación de la CIA era inevitable. Así, se anunció ante el mundo que el Proyecto Camelot había sido cancelado, pero toda clase de documentos desclasificados, así como los fondos de estudio y los tales académicos involucrados en el proyecto continuaron su trabajo.
Para 1965 hasta finales del siglo pasado, proyectos similares continuaron en varios países. En Colombia el proyecto se llamó Simpático, en Perú la operación Task tenía los mismos objetivos. Cada proyecto auspiciado por SORO y fundado por el DoD. En Ecuador se llevaron a cabo varias misiones, muchas de las cuales se continúan llevando a cabo hasta hoy día. Profesores supuestamente izquierdistas y comunistas han patrocinado toda clase de proyectos, mantienen un estudio tan profundo del desarrollo del socialismo y comunismo en Ecuador que no hay nombre que se les escape. Cantidad de artículos, estudios, análisis y documentación tan completa que ponen en vergüenza a toda la Biblioteca Nacional, el Banco Central y a cualquier Universidad ecuatoriana pues el contenido es envidiable. Para quien le quepa duda alguna, la misma agencia del DoD admitió ante el congreso de Estados Unidos de Norteamérica que ni un sólo estudio o proyecto de cambio de comportamiento e intervención en Latinoamérica, y peor todavía que ni uno solo de sus proyectos en países latinoamericanos haya sido terminado o cancelado. Uno de los informes publicado y que habla de estas investigaciones, fue publicado por el grupo de investigación de la institución del Smithsonian bajo el titulo, "Social Science Research and National Security," editado por Ithiel de Sola Pool. Otro informe es parte de una conferencia, "The U.S. Army's Limited-War Mission and Social Science Research." Inclusive la Universidad Católica de American University publicó documentos de su propio departamento de la Oficina de Investigaciones y Operaciones. 
El proyecto Camelot es el más claro ejemplo de la corrupción, de las tales llamadas “ciencias de comportamiento”,  al extremo de que algunos académicos hicieron dinero vendiendo libros como, "Project Camelot and the Science of Man." De esta manera, estos intelectuales que posaban de ser científicos sociales se dedicaron por décadas a la creación de un sistema socialista que pueda ser aplicado en un país latinoamericano, pero con  el fin y propósito exclusivo de ir destruyendo la sociedad existente, la democracia prevalerte e implementar ese sistema creado para crear la constitución, el esquema de gobierno que permita destruir la sociedad desde adentro hasta que eventualmente, se logre que la sociedad termine en guerra civil absoluta y se destruyan a sí mismos, hasta que los recursos y la nación queden para quienes crearon el sistema socialista en primer lugar, con la doble partida de desprestigiar el sistema socialista. Por eso es que es demasiado ingenuo creer que Rafael Correa es el arquitecto de esta “revolución ciudadana” porque el proyecto Camelot fue formulado en varias décadas de estudio e implementación y experimentos para lograr lo que ahora se propone en Ecuador. En un impresionante despliegue de lo que en verdad conlleva las mismas expresiones tales como, “la revolución ciudadana, la patria ya es de todos, camaradas contra el imperialismo” son expresiones bien tratadas en el proyecto Camelot.
Así, estos académicos se entregaron a la agenda gubernamental, abandonando todo aspecto ético al participar en proyectos de espionaje que no podía dar otro resultado que eventualmente crear violencia, tortura, desparecidos, como fue el resultado en Chile y Argentina.  Poco importa los muertos cuando convenientemente en ese tiempo se vendió el concepto de “daño colateral”. Muchos académicos simplemente han negado su participación o se libran de responsabilidad como el mismo Nisbet cuando en su libro, Social Change and History, donde niega la capacidad humana y las leyes mismas bi-direccionales de la sociedad humana que evoluciona constantemente. En su defecto, argumenta que el progreso de la sociedad no es resultado de la evolución, pero que, es más bien el resultado de guerras, intrusiones, accidentes, comercio y otros “eventos discretos” inherentes al cambio y progreso social. De esta forma, cual Poncio Pilatos se lava las manos de las consecuencias de acciones que han creado miseria en todos los países donde los proyectos han dejado sus secuelas sucias. 
Quizás los desastres militares de Estados Unidos en Corea, Vietnam, Irán, Líbano, y Granada no solamente fueron un fracaso militar, pero un fracaso específicamente de sus políticas burocráticas, militaristas, e imperialistas.  Pero como todo proceso, el “absolutismo” del ejército norteamericano en creer que puede experimentar creando cambios sociales, políticos, económicos sin importar las consecuencias domésticas y las repercusiones de sus acciones han agravado las condiciones de los países donde han operado. 
Al igual que todas las operaciones de la CIA que utilizan el espionaje como instrumento de su política intervensionista, cuando se involucran en estos experimentos de manufacturar su propio marxismo y comunismo para crear una guerra social interna, tal como queda delatado en los tantos libros de ex agentes y los libros de los académicos que estuvieron involucrados en este experimento de Camelot, en ese momento violan la soberanía de los pueblos y van más allá de los intereses estratégicos y económicos de Estados Unidos. Pero son partícipes de crear inestabilidad y miseria de otros pueblos, sin que sean responsables de lo que esas acciones desatan. Ahora estamos viendo que esos proyectos están siendo implementados en Latinoamérica. No debería caber duda que ahora están siendo implementados en Ecuador, y muy posiblemente sea la misma fórmula que haya sido aplicada en Venezuela, en Bolivia, en Paraguay. Es demasiada coincidencia que eventos similares se comiencen a dar en todos nuestros pueblos. 
Robert Nisbet habla precisamente de las consecuencias domésticas de las políticas imperialistas en la política extranjera. La revelación de todos los documentos desclasificados demuestra que en muchos aspectos la implosión social en Latinoamérica, el subdesarrollo, el tumulto político, la corrupción imperante han sido alimentados y financiados por la CIA.  Los proyectos Cóndor, Camelot, Simpático, Alliance y tantos otros proyectos de la CIA son los verdaderos catalizadores de la inestabilidad política, social y económica de nuestros pueblos. 
No solamente han traído consecuencias temporarias de cambiar un gobierno, o cambiar un presidente, pero se han convertido en disrupciones que han quebrantado las economías de nuestros países. Son estas intervenciones las que han causado el retraso del cambio social verdadero y han destruido el proceso normal del desarrollo cultural. Las operaciones y proyectos de la CIA no tienen oposición alguna en Estados Unidos, porque sus ciudadanos creen, equivocadamente, que son necesarios para la defensa de su seguridad. 
Pero como la evidencia de esos proyectos demuestran los proyectos ante subversivos han sido lo que realmente alimenta la insurgencia armada de nuestros países.  Mientras en Estados Unidos se le vende a la gente la propaganda que todo gasto es necesario y toda acción imprescindible para defender a la nación del peligro marxista, comunista, y ahora terrorista, es Estados Unidos a través de su agencia de la CIA y la NSA que ha estado creando esos problemas, inventando los enemigos para –al final de cuentas- justificar su carrera armamentista, para justificar los trillones de dólares gastados en defensa al punto de llegar al absurdo de construir bombas que puedan destruir al mundo mil veces. A la inoperancia irresponsable de crear armas biológicas y químicas que violan toda regla que los mismos Estados Unidos promulga. Mientras que Estados Unidos inició la guerra de Irak y Afganistán acusando a otros países de la “posibilidad” de que tengan armas químicas, biológicas y nucleares, es Estados Unidos que las posee. Quizás cuando la gente norteamericana se entere de todas estas acciones de su gobierno entiendan que su gobierno debería comprar más libros y medicinas para sus propios ciudadanos, quizás educando más al mundo entero y repartiendo escuelas y hospitales en el mundo pudiese lograr mucho más que las miles de operaciones clandestinas. 
Por hoy, la herencia de la CIA es que mientras la CIA condujo Irán-Contra, los carteles de la droga de Medellín y Cali vivieron sus mejores momentos, mientras coincide que el uso de droga y las pandillas de drogas estaban en su cúspide en varias ciudades de Estados Unidos. No hay acciones que puedan conducirse independientemente de otras en este mundo globalizado. Cuando incrementa la venta de drogas ha incrementado la cantidad de prisioneros en Estados Unidos. 
El director del proyecto Camelot en 1965 había sido Rex Hopper, él había viajado a Chile con un ciudadano americano de nacimiento chileno quien se había convertido en agente de la CIA, su nombre es Hugo C. Nuttini. Entrenado en la escuela naval había ido a Chile a proponer a 25 académicos chilenos participar en el aclamado proyecto, con salarios de sobre dos mil dólares al mes equivalentes a más de diez mil dólares actuales, además de todo tipo de equipos necesarios para diferentes departamentos de las universidades. 
El proyecto había sido propuesto con suma cautela y con palabras que le hacían parecer muy inocente, pero académicos chilenos entrenados en Europa habían sido prevenidos por académicos y sociólogos europeos que habían rehusado trabajar en dicho proyecto por considerarlo un acto de espionaje de la más severa violación a los derechos humanos y de soberanía de una nación. Los académicos chilenos habían rehusado participar y expusieron el contenido a colegas de todo el mundo. 
Los gobiernos de los países latinoamericanos habían sido avasallados con enorme presión por parte del Estados Unidos que deseaba imponer sus deseos como parte de su Fuerza Inter-Americana de Defensa. Una prueba contundente de esta política intervencionista pretendiendo establecer gobiernos de sombra, como finalmente lo han logrado, se puede encontrar en el documento ahora desclasificado 520.1 (22) del Ministerio de Relaciones Internacionales de Brasil, donde demuestra que el gobierno de Castelo Branco firmó el acuerdo con el gobierno de Estados Unidos para establecer el proyecto Camelot en Brasil. En dicho documento el gobierno brasileño se compromete a preparar la documentación necesaria para demostrar actividades subversivas, para poder establecer la necesidad de llevar a cabo el proyecto Camelot. Las pruebas de infiltración extremista es de carácter norteamericano, pero culpado a fuerzas izquierdistas y comunistas tal cual como se ha venido haciendo en las más altas esferas de nuestros países. El  mismo gobierno brasileño proponía que se esperaba que la presentación de esos hechos sea beneficiosa para influenciar a los representantes de la Conferencia de Río de Janeiro. Pero no solamente eso, en el acuerdo de Itamarati se esperaba establecer una alianza aceptada por la mayoría de países latinoamericanos. Increíblemente, Brasil estaba ayudando a que se pueda influenciar a otros gobiernos como por ejemplo a Uruguay, a aceptar los términos de esas alianza por medio de presiones económicas.
La existencia de ese documento demuestra y constituye una evidencia más de la insolencia cínica y depravada de intervención de Estados Unidos y sus agencias serviles de esos nefastos intereses del gobierno sombra que utiliza a dichas agencias como su instrumento de ataque, y consolidación de su poder e influencia en los asuntos internos de nuestras naciones latinoamericanas.  No se puede dejar a un lado los acontecimientos en Chile en el año de 1973, aunque hayan sucedido varios años después de que el proyecto Camelot haya sido cancelado, es prueba que no solamente se siguió realizando el proyecto, pero que el golpe de estado fue con el respaldo completo de la CIA.
La prueba absoluta de que el golpe de estado a Salvador Allende fue parte del proyecto Camelot es debido a la participación de Clark Abt, uno de los principales asesores del proyecto Camelot y dueño de la organización Abt Associates, de Cambridge, Massachussets,  En 1965, el DoD contrató Abt Associates para diseñar un juego de computadora con la más alta y sofisticada tecnología como parte del estudio de  la Agencia para Proyectos de Investigación Avanzada [Advanced Research Projects Agency (ARPA)]. El juego se llamó “Política”, el propósito del juego era cargarlo de todas las variables sociales psicológicas en países latinos para determinar: Grado de unidad colectiva, niveles de auto confianza, actitud hacia las autoridades, nivel de regionalismo, actitud con la autoridad de policía y del ejército, etc. Después debía predecir y describir los resultados con todos los variables que indiquen como lograr el control de ciertos eventos, como por ejemplo, un conflicto revolucionario, un golpe de estado, ciertas medidas económicas, etc. 
En el caso de Chile, uno de los inventores del juego fue Daniel del Solar quien eventualmente decidió declarar la verdad y de acuerdo a él, los resultados del juego eventualmente dieron la luz verde a quienes tomaron la decisión de asesinar a Salvador Allende y derrocar el gobierno izquierdista de Allende. El juego “Política” había predicho acertadamente, que a pesar de un golpe de estado militar y del asesinato de Allende, el gobierno se mantendría estable provisto que se lleve a cabo lo establecido en el juego. El carácter de esa estabilidad es demostrado ahora con todos los documentos desclasificados y se resume a los arrestos masivos, miles de asesinatos políticos, miles de desaparecidos, y una serie de ajustes económicos prometiendo el cambio a los estratos más pobres de la sociedad, cuando en realidad, fueron el blanco de la persecución del gobierno de Augusto Pinochet. El juego “Política” había comprobado ser acertado y fue útil a los planificadores del golpe de estado.  
Precisamente la ejecución del golpe de estado en Chile fue realizada en plena sincronización de varios eventos que se llevaban a cabo al mismo tiempo, no por coincidencia. Tal cual como el juego había determinado que toda contingencia sea prevista. Por ello, el golpe de estado sucedió mientras las fuerzas navales de Estados Unidos llevaban a cabo maniobras conjuntas con la naval chilena. Así, el llamado golpe de estado fue una operación conjunta de la CIA, fuerzas militares de Estados Unidos y de Chile. La coordinación estuvo a cargo de la Defense Intelligence Agency del Pentágono, la ejecución estuvo coordinada por la Naval Intelligence Agency, que sirvió como centro principal de operaciones y procesó los datos de las fuerzas militares chilenas, y de las otras agencias de inteligencia involucradas en la operación. En Chile, la coordinación había estado a cargo de la dirección política superior del Consejo Nacional de Seguridad. 

Evidentemente, el golpe de estado de Chile fue solamente parte de una secuencia continua del proyecto Camelot. Mientras, se condujo el proyecto Cóndor, Simpático, Task, y otros proyectos descritos por Philip Agee donde el personal de espionaje de la CIA estaba inventando grupos izquierdistas, socialistas y comunistas, recopilando así la información, creando las listas de penetración en la sociedad chilena. Para los inicios de 1970, las operaciones cambiaron a operaciones y acciones clandestinas contra-subversivas basadas precisamente en el análisis y años de recopilar datos, sin que se haya abandonado al mismo tiempo, el mantener las organizaciones izquierdistas infiltradas y en muchos casos con el mismo líder trabajando para intereses norteamericanos. Por eso no debemos preguntarnos demasiado porqué nuestros países no han cambiado mucho. 

El Proyecto Camelot Trabajando en las Sombras.

A.  Asalto suburbano y rural de nuestros países

Al igual que se crearon cantidad de organizaciones ficticias, supuestos estudios académicos, compañías ficticias y fundaciones de asistencia económica y social, de la misma forma se crearon Los Cuerpos de Paz, los cuales son perfectas estructuras para la CIA. No solamente provee el contacto con la clase trabajadora que es donde se puede encontrar la información vital para la CIA.  Los Cuerpos de paz no son controlados por la CIA, pero trabajan desde las embajadas de Estados Unidos. Es precisamente el primer director del Cuerpo de Paz en Chile que igualmente sirve de ejemplo absoluto de como opera la CIA. Nathaniel Davis fue el primer director en Chile y como premio a su labor, fue nombrado nada menos que Embajador de Estados Unidos a Chile después del golpe de estado a Allende. Bajo dirección y guía de Davis, los jóvenes voluntarios de los Cuerpos de Paz se entregaban a sus labores de envolverse con las familias pobres, viviendo con las familias, observando sus costumbres, analizando sus inclinaciones políticas, sus costumbres y tradiciones. Después, estos voluntarios entregaban informes completos de sus experiencias. Muchos de esos jóvenes del Cuerpo de Paz jamás siquiera se dieron cuenta que muchos de sus informes pueden haber sido la sentencia de muerte para miles de desaparecidos en Chile, Argentina y varios países. 
De esta forma, no era necesario tener agentes en los Cuerpos de Paz, únicamente dónde la información y los informes eran catalogados. De esta forma, miles de voluntarios del Cuerpo de Paz sin tener conocimiento de ello, han actuado de espías para el proyecto Camelot que para entonces continuaba trabajando secretamente y han usado voluntarios del Cuerpo de Paz para recopilar información, mientras muchos han creído que han ayudado a los chilenos o a los ciudadanos de los países donde han estado, muchos han entregado información que la CIA ha usado para sus propios propósitos. Muchos de los agentes que procesaron la información de los Cuerpos de Paz estaban concientes de que al envolverse con la gente estaban nombrando e identificando los futuros líderes izquierdistas, como los futuros derechistas que podían trabajar para los intereses norteamericanos. 
Eran esos agentes que estaban evaluando la conciencia, el pensamiento, las reacciones a las reformas del gobierno y las políticas norteamericanas. Muchos voluntarios del Cuerpo de Paz eventualmente han sido reclutados y han trabajado como agentes de la CIA, tal es el caso de Michael Townley, que trabajó para los Cuerpos de Paz en la década de los 60 y regresó a Chile en 1970 como el contacto de la CIA con Patria y Libertad. Es precisamente usando el Cuerpo de Paz que muchas veces la CIA ha traficado drogas y armas, la evidencia es que Ellis Carrasco, el sucesor de la dirección del Cuerpo de Paz en Chile, había sido acusado de trafico ilegal de armas. El ejército norteamericano súbitamente había donado radios y trasmisores de onda corta a los Cuerpos de Paz. Estos mismos radios y trasmisores habían  sido usados durante el golpe de estado para facilitar la coordinación de la junta. 

B.  La Verdad de las Fundaciones: 

Varias compañías norteamericanas, así como algunas agencias de asistencia, asesoría y varias sucursales de supuestas organizaciones son únicamente frentes de la CIA. Quizás la más conocida es la Agencia de Desarrollo Internacional,  International Development Foundation, la cual clama ser una Fundación de Nueva York. Pero el representante de esta fundación en Chile había cometido un grave error al hacer ciertas declaraciones y olvidando que el auditorio es a veces la pared que tiene oídos. Él había declarado lo siguiente: "Nuestros Representantes," había dicho, "pueden infiltrar los liderazgos de las organizaciones, aún partidos políticos. Si actuamos inteligentemente, no solamente seriamos capaces de neutralizar acciones marxistas, pero también controlar las más importantes organizaciones del país”. 
La razón más importante y el objetivo a cumplirse es el infiltrar y manipular los movimientos campesinos. Sus tácticas consisten en seleccionar líderes campesinos, entrenarlos en la ideología y de esta forma, controlar la conciencia de los movimientos campesinos.  De esta forma el IDF fue el principal promotor de la Confederación Nacional Campesina en Chile, la cual fue financiada por USAID. La Confederación Campesina lo que hizo es mantener a las uniones campesinas separadas, impulsando la idea de cooperativas y argumentando que el mayor impacto en la lucha campesina es presionar al gobierno. Caso similar ocurre ahora cuando se mantiene a las organizaciones indígenas divididas en diferentes organizaciones. 
Al igual que The International Development Foundation y The Peace Corps fueron dos frentes usados para infiltrase en la vida cotidiana de los ciudadanos y la sociedad chilena, ecuatoriana y venezolana, muchos frentes han sido usados por la CIA en todo Latinoamérica,  aparte de más de 1500 agentes de la CIA que posan como trabajadores del Departamento de Estado. Otras agencias y organizaciones que han financiado proyectos en Ecuador son: The
American Institute for Free Labor Development (AIFLD), The American Institute for Democracy,
International Trade Secretariats (ITS), Agency for International Development, Alliance for Progress Ecuador Project, Inter-American Coordinating, Fellowship in International Development, International Communications Agency Funding. 
Todos estos organismos recopilan información en la clase trabajadora y en todos los sectores de nuestros países. A esto no se puede descartar de su participación en varios institutos que mantienen reporteros y personal que escriben para los diarios del país.

Expansión e Implementación del Plan en Latinoamérica

Fidel Castro está en los últimos años de su vida y su salud le obligó a retirarse. Así era de esperarse que la CIA encuentre un candidato óptimo para continuar su influencia y manejo de los destinos de países latinoamericanos. Es muy claro que existen matices del plan de PNAC, del proyecto Camelot y la participación de miembros de PNAC y las agencias de CIA y NSA. No debemos pasar por alto cinco cosas notables:
Todos los miembros de PNAC han tenido posiciones de enorme poder en la administración de George W. Bush. Por ello, todas las propuestas de PNAC se han llevado a cabo tal como está delineado en el plan. Richard (Dick) Cheney como vicepresidente de Estados Unidos, Donald Rumsfeld como secretario de Defensa, Paul Wolfowitz como consejero de Bush y luego como director del Banco Mundial. Varios cargos sumamente importantes de muchos de los miembros de PNAC desde donde han podido influenciar la implementación de su plan.
El presupuesto de defensa de Estados Unidos no solamente se cumplió, pero sobrepasa lo que proponía PNAC. Es impresionante que Estados Unidos gaste ahora más del doble de lo que gastaba en la Guerra Fría.
El proyecto de PNAC hacia hincapié que necesitaba un nuevo “Pearl Harbor” para poder implementar su plan y ese evento sucedió en Septiembre 11, del 2001.
La mayoría de la gente desconoce que en Septiembre 10 habían tres portaviones en las costas de Afganistán, que NORAD estaba llevando a cabo ejercicios militares bajo la dirección y el comando de Richard Cheney; que Septiembre 10 se terminó el contrato de seguridad de las torres gemelas a cargo de la compañía de Neil Bush, (hermano del presidente George W. Bush); que solo semanas antes, el dueño del consorcio de las torres gemelas de NY compró un enorme seguro de nada menos que siete billones de dólares en caso de ataque terrorista y que ese dinero fue pagado de inmediato por el gobierno de Bush; que diez de los supuestos terroristas hicieron trabajos para la CIA en Afganistán, en Kosovo y en otras regiones y la CIA impidió que sean arrestados en algunas ocasiones; que todos los terroristas recibieron  entrenamiento en vuelos de avión en centros de entrenamiento usados con anterioridad por la CIA; que en solo 48 horas el FBI y Homeland Security produjo fotos de los supuestos terroristas, detalles de su vida, historial completo de sus actividades.
Solo pocos días después del atentado se presentó y aprobó el Patriot Act al Congreso, el documento es de miles de hojas que cambian las leyes, desconocen derechos humanos y civiles, permiten la tortura, y de hecho cambiaron cantidad de cosas en Estados Unidos, creando toda clase de leyes que sientan las bases para la tortura, arrestos ilegales, operaciones de secuestro, arrestos en Guantánamo, etc.
La Invasión de Afganistán e Irak era parte central del plan de PNAC y su propósito era el control del petróleo, la construcción del oleoducto en Afganistán para extraer el petróleo de Kachestan, lo cual fue firmado el día que se instauró el gobierno de Afganistán.
Debemos aceptar la lógica y seguir los pasos. Si el plan de PNAC es un plan global donde miles de millones de dólares son usados en el medio oriente, solo entonces se puede entender los miles de millones que se está gastando en Colombia para generar el conflicto. Y solo entonces se puede entender que el proyecto Camelot está siendo implementado en Ecuador y Venezuela. Es demasiado obvio que las FARC hace mucho tiempo dejaron de ser una fuerza ideológica, ahora son un grupo de criminales que secuestra y se dedica al narcotráfico. ¿Pero se puede creer que con los más sofisticados radares y aviones AWAC y satélites, Estados Unidos es incapaz de rastrear los aviones que llevan la droga, pero puede encontrarle el campamento de Raúl Reyes en medio de la Selva? O Acaso los socios del tráfico de droga son parte de la élite financiera, o de lo contrario, ¿Como se puede explicar de otra manera que el fallecido alias Raúl Reyes mantuvo reuniones hasta con Grosso el magnate banquero de Wall Street?  El propósito de controlar Latinoamérica se mantiene en cinco puntos centrales: 
 Controlar los recursos naturales (agua, material bioquímico imprescindible para medicinas), minerales (oro, plata, cobre, manganeso, uranio), hidrocarburos (gases, petróleo).
 Controlar sus gobiernos y política para dirigir enormes gastos públicos que favorecen al dólar, y así mantener las economías sumisas al dólar y de las políticas económicas de Washington, D.C.
 Crear el ambiente social, político y económico para que existan guerras, conflictos armados que mantengan los gastos públicos y compras de armas, mientras mantienen la pobreza de su gente.
 Mantener las condiciones de Latinoamérica que es lo que permite el endeudamiento de sus economías mientras, Bancos Centrales de países suramericanos se mantienen comprando bonos de Estados Unidos que no son más que la deuda, la inflación y el déficit norteamericano.
 Controlar la tecnología, el desarrollo científico y el progreso de los países para que de esta forma, Estados Unidos pueda tomar ventaja. Cuando existe gente de capacidad y desarrollo científico, Estados Unidos aprovecha y las mejores mentes latinoamericanas terminan trabajando en Estados Unidos, sus inventos y contribuciones terminan de propiedad de compañías norteamericanas.

Mucha más importancia gana Latinoamérica debido a los retos que se presentan ahora por la competitividad mundial. Por la falta de capacidad productiva y de manufacturación de Estados Unidos, que se ha reducido a la venta de armamento militar y equipos y materiales para ciertas tecnologías principalmente mineras y petroleras (taladros, plataformas de perforación petrolera marinas y terrestres etc.). Además, la alta tecnología de computación y nano-tecnología y aunque sigue siendo el líder en investigaciones químicas, biológicas y farmacéuticas, la manufacturación generalmente ya es hecha en otros países. La mitad de recursos en hidrocarburos del mundo se han agotado y el control de ellos es vital para la supervivencia y supremacía de Estados Unidos. La enorme devaluación del dólar fruto de la deuda astronómica de Estados Unidos, le hace confrontar los peligros de la hiperinflación, deflación y colapso económico. La combinación de factores reducen la riqueza  de Estados Unidos pues la moneda europea, el yuan, el yen, el real, los dólares australiano y canadiense van ganando valor, ofrecen mejor respaldo económico que el dólar del FED puede ofrecer. A esto se adiciona la capacidad de manufacturación avanzada de Japón; el desarrollo industrial de China y los países asiáticos, más la competitividad del comercio chino. Esto requiere a que Estados Unidos implemente el plan para apoderarse de los recursos de Latinoamérica. Esto a su vez hacen de Venezuela y Ecuador los dos candidatos de mayor importancia. Colombia está siendo doblegada de otra manera.
Así podemos encontrar claros indicios que Venezuela fue el primer país donde Camelot volvió a la vida. La evidencia de reportes e informes ante el congreso norteamericano han revelado que la CIA y consejeros militares norteamericanos que participaron en el proyecto, eventualmente condujeron operaciones desde el cuartel militar Fuerte Tiuna. Es precisamente donde Hugo Chávez recibió su entrenamiento o deberíamos decir adoctrinamiento. Siguiendo la misma formula que ha sido el sello de la CIA en varias operaciones de Latinoamérica, Hugo Chávez eventualmente se convirtió en Edecán de los presidentes Jaime Lusinchi y Carlos Andrés Pérez, donde al igual que otros edecanes en otros países podía usar la posición  como tablero de exposición para saltar a la audiencia venezolana. Basta mencionar que varios presidentes latinoamericanos que han llegado al poder por acciones de la CIA fueron edecanes primero: Omar Torrijos, Manuel Antonio Noriega en Panamá; Rodríguez Lara, Lucio Gutiérrez en Ecuador; Augusto Pinochet en Chile.
Tal como revela los documentos de las operaciones Cóndor y el proyecto Camelot, la CIA ha mantenido control o ha tenido gente infiltrada en todos los gobiernos latinoamericanos desde la década sesenta. Por ende es inverosímil que las decisiones tomadas por presidentes venezolanos no hayan estado al tanto de los intentos de conspiración del comandante Hugo Chávez quien fraguó sus acciones precisamente en el Fuerte Tiuna.
Otra evidencia que apunta en la dirección que se propone aquí y que claramente deja serias dudas de que Hugo Chávez sea el líder de lo que sucede en Venezuela, es el informe al Ministro de Defensa Fernando Ochoa Antech, por el mayor Madrid Benítez en 1992. Dicho informe, contiene una lista de nombres, fechas y lugares de quienes estaban planeando un golpe de estado. El resultado es que todas las personas que habían cumplido su trabajo y habían informado al gobierno y al ministro de defensa o sus superiores del posible golpe de estado por parte de Hugo Chávez habían sido dados de baja, o se les había ordenado atenerse a exámenes psiquiátricos. Entre esas personas cuentan: El director de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM), general de brigada Herminio Fuenmayor; el general Carlos Julio Peñalosa Zambrano; el general Pedro Remigio Rangel Rojas; el general Esdrá González Beltrán; el general  José de La Cruz Pineda, el general Manuel Heinz Azpúrua y el general Alberto Esqueda Torres. 
Nuevamente, en Venezuela se puede ver muy claramente facetas que solo pueden ser parte de un plan concertado a largo plazo. Al igual que las operaciones descritas por Philip Agee en Ecuador, donde se hizo intentos de golpe de estado contra Velasco tan solamente para preparar al pueblo de esa eventualidad y finalmente reemplazar definitivamente al presidente. En Venezuela se hace una copia del evento. Un golpe de estado como el propiciado el 4 de febrero de 1992 sirve para reemplazar el mandato militar. De esta manera, se substituye el comando con gente que sirva los intereses necesarios, para el eventual triunfo absoluto de quien había sido indoctrinado para ello. En un acto sin precedentes, Hugo Chávez fue perdonado de todo cargo sin juicio alguno para que no exista impedimento constitucional que le impida ejercer el cargo de presidente y se le concedió un retiro honroso del ejército. 
Al igual que el juego de computadora “Política” en Chile sirvió para tomar decisiones con respecto a Allende, los adelantos en computación y de juegos electrónicos han creado juegos tan sofisticados que han permitido que el Pentágono mantenga todo tipo de escenarios y contingencias que se pueden adoptar de acuerdo a las circunstancias imperantes en cada país. Es demasiado obvio que no se podía repetir la experiencia chilena, pero se podía satisfacer las  esperanzas del pueblo y alcanzar lo que es verdaderamente importante para Estados Unidos: La riqueza de recursos de los países latinoamericanos se convierte en punto central de las propuestas tanto de PNAC como el objetivo del proyecto Camelot. Tal como se delineaba en el proyecto Camelot, Estados Unidos empezó a usar la información adquirida en las décadas anteriores y se puso a buscar y entrenar al líder que sea totalmente fiel, que cumpla su misión incondicionalmente y en total secreto en servicio de Estados Unidos.
La manipulación de las masas ha sido perfeccionada de tal manera que se usan los héroes de la nación, los sentimientos anti americanistas, y los líderes claman ser la personificación misma de la justicia, la verdad y el patriotismo. Poco importa la mediática que se emplea cuando la gente pobre se traga el veneno con gusto porque escuchan la retórica, que aunque lejos de ser verdad y más lejos aún de poder crear una sociedad más justa, tiene el propósito absoluto de causar la guerra eventual que se desatará en Venezuela, en Ecuador, en Bolivia. Porque un país no puede escapar sus raíces, su historia, su origen, su propia sangre derramada grita por una Latinoamérica más verdadera y justa.
Al igual que los arrestos masivos en Chile, en Venezuela se han vivido años de arrestos, enjuiciamientos, desaparecidos, abusos que terminan refundidos en la impunidad. El plan Camelot y los caballos de Troya son la nueva modalidad de controlar los países. Se necesita levantar la voz, se necesita descubrir las verdades y exigir el respeto a los pueblos, a la soberanía de los pueblos. 
El proyecto Camelot ahora está siendo implementado en Ecuador, sin duda alguna. Por esta razón se puede ver claramente cada acción tomada por Correa, el objetivo no cambia, y así estas son las cosas que suceden o sucederán en el país. Lo he puesto a forma de pregunta y respuesta para que sea más ilustrativo. Las operaciones de la CIA por varias décadas son la base que se ha fundado para poder efectuar esta operación de crear un sistema socialista y controlar una nación. Tampoco podemos pasar por alto que el Plan Colombia fue creado por la misma corporación que ha estado permanentemente tanto en el plan Camelot como de contratista de la CIA y de la Nacional Security Research, la famosa Rand Corporation.  Quienes crearon el plan fueron siete economistas y matemáticos. 

Objetivos del Proyecto Camelot: Lo que deben hacer los Caballos de Troya.  

¿Por qué el socialismo XXI? 
Al igual que el ataque de las torres gemelas en Nueva York les cayó como anillo al dedo para los planes de PNAC, que explícitamente declaraban la necesidad de un evento como Pearl Harbor para poder llevar a cabo todos sus propósitos, la obra Socialismo Siglo XXI de Heinz Dieterich Steffan, un sociólogo alemán que titula a Marx y Engels como genios que escribieron libros “sagrados”, les sirve como el anillo de Frodo Baggins en Lord of the Rings. Socialismo XXI les sirve para la implementación del proyecto Camelot, y para cumplir sus objetivos a largo plazo de desacreditar el socialismo, y proponer nuevamente otra versión de privatizaciones y neoliberalismo a desatarse tan pronto como se acabe de construir la infraestructura para explotar los recursos. Su objetivo principal es crear el eventual colapso de un país que desemboque en la guerra civil, sus reglas son desconocidas, en consecuencia puede crear la incertidumbre general, o en su defecto puede ser alterado a gusto de su líder.

¿Por qué la eliminación del Congreso? 
El proyecto Camelot necesita imponer nuevas leyes en forma de mandatos constitucionales que no tengan que ser aprobados, reprobados o legislados. Al eliminar el poder legislativo se elimina el cuerpo que regula las leyes del país; se elimina a los representantes legales del pueblo; se elimina el poder constitucional de derecho.  Al eliminar el congreso se puede violar la constitución clamando “plenos poderes” de una nueva asamblea; al eliminar el congreso se puede eliminar las leyes vigentes y aprobadas; al eliminar el congreso se puede revertir, rechazar y eliminar contratos establecidos; se puede incumplir acuerdos bilaterales. Es exactamente lo que está sucediendo en el Ecuador que se ha convertido en un feudalismo donde el rey Correa hace o deshace leyes y decretos que son certificados por las Asamblea. Es exactamente lo que está sucediendo en el Ecuador que se ha convertido en un feudalismo donde el rey Correa hace o deshace leyes y decretos que son certificados por las Asamblea.

¿Porque la creación de Asamblea Constituyente
Al crear un cuerpo de plenos poderes entonces se puede gobernar con poderes dictatoriales plenos y absolutos y en plena violación del estado de derecho. Se puede decretar nuevas leyes y mandatos sin que el país, la oposición o el poder judicial tengan recurso alguno de ejercer poder democrático. Se puede sobrepasar las leyes y violar la constitución bajo el argumento que su trabajo es crear una nueva constitución.

¿Por qué la retórica anti americana, anti imperialismo y la mediática?
La confrontación mediática y la confrontación logran consolidar varios objetivos entre los cuales se puede citar: Eliminar sospechas que el gobernante sea en realidad el caballo de Troya; eliminar la inversión extranjera al crear la inestabilidad política y económica; crear el ambiente para tener el pretexto de iniciar compras de armas y endeudamiento armamentista; ocultar que se está beneficiando compañías multinacionales con toda clase de contratos millonarios en toda clase de servicios y contratación para la construcción de infraestructura sin que exista un proceso de contratación apropiada o de beneficio al país y con pagos garantizados, aunque puede suceder como en Brasil que después de una enorme inversión una presa hidráulica se resquebrajo a meses de iniciar su funcionamiento con perdidas de billones de dólares.

¿Por qué los escándalos y conflictos del poder judicial?
Al crear un conflicto dentro del poder judicial se establece la impunidad, se degenera a la sociedad, se retrasa los procesos legales, se incrementa la violencia y la corrupción en el país. En la realidad esto generalmente es por acción directa de servicios de inteligencia pues no existe razón ni motivo para entidades verdaderas de la nación a involucrarse batallando contra el poder judicial, especialmente como se pretende hacerlo en el Ecuador cuestionando la designación de jueces.

¿Por qué la confrontación con la prensa?
El objetivo es eliminar una relación clara con los medios de prensa para evitar responder preguntas, al mismo tiempo que se inicia el proceso de ir eliminando la libertad de expresión, reducir la libertad de prensa nacional mientras se logra mayor cobertura internacional. Así mientras en Ecuador y Venezuela la gente dentro del país se informa menos, los líderes súbitamente adquieren constante cobertura internacional. El objetivo es degenerar las noticias a escándalos, tal como viene sucediendo en el país. La prensa cae en la trampa y reporta solamente los conflictos con el presidente, olvidándose de reportar e investigar a fondo los verdaderos problemas del país que afectan a la ciudadanía.

¿Por qué los referéndum y constantes elecciones? 
Uno de los objetivos importantes del proyecto Camelot, del socialismo XXI es generar enormes gastos públicos. Especialmente en el caso de Ecuador que usa el dólar como su moneda, dadas las condiciones económicas de Estados Unidos tanto gasto es favorable para el dólar. 
A raíz de eso, las elecciones y referéndum terminan siendo un gran negocio para la Reserva Federal pues cuestan millones de millones de dólares y en realidad son actos anómalos dentro de la democracia. La elección de lideres implica que el pueblo los ha elegido y conferido en ellos el liderazgo del país para que encuentren las soluciones necesarias para la nación, el realizar referéndum es el equivalente a admitir que son incompetentes e incapaces de tomar las decisiones, y por ende recurrir al pueblo constantemente para que tomen las decisiones que generalmente tienen índole político, como es el caso de elegir una asamblea cuando ya existía un cuerpo legislativo. 
Pero lo que logran es mantener a las masas ocupadas y con la esperanza falsa de que existe un proceso de cambio. En realidad no se hace más que cambiar espejismos. Ejemplo concreto: La elección de los representantes del congreso lleva meses de campaña y enormes gastos electorales; seguidas de un referéndum de consulta para un sí o no de elegir una asamblea, las misma que mantuvo los gastos electorales y gastos de campaña; seguida por elecciones para elegir los asambleístas que mantiene enormes gastos de campaña y gastos electorales; la nueva asamblea elimina el Congreso y debe redactar una nueva carta constitucional; seguido por nuevo referéndum para la aprobación de la constitución redactada por la veintésima primera vez; seguida por nuevas elecciones, nuevos gastos electorales y gastos de campaña para elegir nuevo congreso. Es muy probable que tras todo ese proceso el nuevo congreso termine con una constitución similar en un noventa por ciento a las 21 anteriores y que con un congreso similar al que haya sido elegido anteriormente. La realidad es que el único beneficiado aquí es el dólar de la FED porque se produce tantos gastos que al final no cambiaran nada. Simplemente se ha seguido un proceso, pero es un proceso infértil que no produce desarrollo económico, industrial, o comercial. Es un proceso de gasto y de política que desgasta a la nación.

¿Por qué la emisión de nuevas leyes a forma de mandatos constitucionales?
La constante emisión de leyes permite la formación de una enorme burocracia con el pretexto de ejecutar las nuevas leyes, mientras se crea la inestabilidad del estado porque nadie sabe a que atenerse. Así se cambia la ley tributaria, la ley de transporte, las leyes migratorias, las leyes petroleras, las leyes mineras, las leyes educativas, se reestructura la conformación política, se cambia la estructura municipal, estatal, provincial. Todo solo puede traer el caos porque toda ley se pasa tan apresuradamente que la ley tributaria se aprobó con pocos días de consulta antes de Navidad.

¿Por qué los cambios a la ley minera y petrolera?
La prospección minera fue hecha con fondos de subsidios de Canadá y de países europeos, la mayoría de la exploración ha sido hecha por las compañías dueñas de concesiones. Al quitar cientos de concesiones estas tienen un solo propósito, el quitar del camino a las compañías que realizaron la inversión y transferir la explotación a las compañías que desea el estado. Al mismo tiempo, la entrega de cien mil millones de dólares a la Occidental comprueba que ciertas decisiones de expropiación de tierras o concesiones son patrocinadas por fuerzas extranjeras, el propósito es entregar dineros a Estados Unidos. 
El país no tiene nada que ganar, en realidad PetroEcuador mantenía control de la producción de sobre 350,000 barriles, así la Occidental producía alrededor de cien mil barriles diarios. Las leyes de desapropiación de tierras, concesiones mineras y petroleras y la supuesta indemnización de propiedades es una jugada sucia a nuestros países. La misma razón de eliminación de concesiones sirve de prueba. Por un lado se elimina las concesiones mineras aludiendo que estas son desventajosas para el país (ciertamente lo son, pero eso solo llama a crear leyes apropiadas), pero al eliminar concesiones sin seguir los pasos apropiados de cumplimiento con acuerdos internacionales y bilaterales de inversión, en vez de haber permitido que el poder legislativo reestructure las leyes mineras, se crea un conflicto legal que puede ser aprovechado por las multinacionales para ganar enormes sumas de dinero.

¿Por qué  la nacionalización, privatización de la industria petrolera y minera?
No se debe olvidar que el plan Camelot es un plan a largo plazo, por ende inicialmente se anuncia que se han quitado las concesiones y que una compañía nacional será quien conduzca la inversión, la exploración, explotación de los recursos petroleros y mineros. 
Sin embargo, eso es imposible pues sin inversión extranjera y sin capitales el único resultado será el endeudamiento inicial para iniciar el proceso de explotación y la construcción de la infraestructura, paro la eventual quiebra de las empresas nacionales, tras lo cual se las venderá en remate. 
Tal cual sucedió en la década de los setenta, un agresivo endeudamiento del estado permitió el desarrollo e infraestructura, pero los préstamos terminaron cuando se concluyeron los proyectos y las compañías extranjeras pudieron comprar las empresas estatales por sumas insignificantes de dinero, pero con todo el beneficio de la infraestructura ya terminada y todo estaba listo para la explotación.
Sin embargo, en la mayoría de casos, las multinacionales tendrán a su beneficio toda la infraestructura sin costo adicional a la valoración de la empresa, cuando esta ha sido financiada, construida y pagada por el estado a costos de millones de dólares y así es entregada gratuitamente a las compañías que participan en la privatización. 
La misma situación se está dando y Correa ha entregado contratos a varias compañías que se beneficiarán de carreteras, estudios sísmicos, redes eléctricas que han costado al país miles de millones de dólares y ahora son entregadas sin costo alguno. En pocos años podremos ver un nuevo ciclo de privatizaciones obligadas a nuestros países. Para entonces la gente culpará al socialismo y la gente abrazará y dará la bienvenida nuevamente al capitalismo y neoliberalismo. 
De hecho es la formula más vieja que se ha venido usando en todo Latinoamérica, cada golpe de estado ha hecho exactamente eso repetidamente, quizás en mejores condiciones porque muchos gobiernos han ofrecido pagar la indemnización de las expropiaciones al costo exacto que las compañías hayan declarado en los impuestos. Ahora Chávez y Correa ofrecen pagar enormes sumas para que las compañías supuestamente abandonen el país. 
La maquina de propaganda de Estados Unidos siempre ha enviado su propia demanda con su cifra de demanda, seguida muchas veces por un bloqueo económico aludiendo las expropiaciones sin indemnización. Ahora se usa los supuestos mediadores financieros donde convenientemente se le pasa al país el monto a pagar, Correa ha creado las circunstancias para que esto suceda con frecuencia y las demandas no tardaran en fraguarse en los centros de mediación. Al igual que Jamil Mahuad, seguramente Correa terminará dictando clases en Harvard por su brillante actuación como caballo de Troya.

¿Por qué anunciar que la CIA esta infiltrada en las fuerzas militares? 
El anuncio de Correa tiene un doble propósito y doble efecto. Primero, le permite a
Correa poner gente escogida de antemano por la CIA o quienes sirvan los intereses del proyecto Camelot; segundo, le permite a Correa librarse de sospechas que es un caballo de Troya. En cuanto a los efectos, el primero es que logra que la gente tenga desconfianza de las fuerzas militares y con el ello, logra el segundo efecto de evitar que las fuerzas militares actúen en su contra, pues han sido desprestigiadas como posibles servidoras de los intereses que en realidad Correa defiende.

Los Efectos a las Medidas

Con todos estos pasos se logran crear efectos secundarios que comienzan causar la crisis completa de la sociedad, para eventualmente desembocar en el objetivo final del proyecto Camelot y crear la guerra civil en el país. Entre otras cosas se sentirán los siguientes efectos:
Incumplimiento de pagos a los municipios del país para que en su defecto esos gobiernos sean incapaces de cumplir las obras públicas y sanitarias, creando una atmósfera de ineptitud de los gobiernos locales que preparen a la gente a levantarse contra estos gobiernos locales.
Incumplimiento de pagos a profesores y a establecimientos de educación, en muchos casos aún  el incumplimiento de pagos para gastos imprescindibles como pagos eléctricos para causar el deterioro de la educación.
Continuos y prolongados apagones de luz, de agua, de servicios sanitarios y telefónicos induciendo a la población a un constante estado de incertidumbre.
Aprobación y contratación de enormes proyectos hidroeléctricos o construcción  de enormes refinerías sin estudios previos ni contratación, con el único fin de entregar cantidades masivas del dinero del estado a compañías extranjeras, sin que se hayan creado leyes que exijan el empleo de mano de obra local y generen empleos para la nación. Ejemplos claros es que el mismo edificio de la Asamblea y todo proyecto han sido entregados a compañías extranjeras.
Aprobación de la construcción de autopistas entre ciudades que no son prioridades económicas para el país. Solo importa generar los gastos necesarios para entregar los contratos a las multinacionales.
Las constantes leyes de nacionalización y privatización crearan la atmósfera de iniciar el proceso de expropiación masiva de tierras. Tal como en Venezuela, el proceso se ha degenerado en expropiación de haciendas, fincas,  mataderos, frigoríficos, carnicerías, supermercados, clínicas, colegios privados, bancos, fabricas, almacenes, etc. De esa manera, se apoderan del sector privado, se destruye la capacidad de generar empleos y se complementa el proceso de inestabilidad que eventualmente creará la guerra civil de los pueblos: 

      Constantes invasiones y expropiaciones a la propiedad privada por decretos del gobierno. 
      Escándalo, corrupción, inestabilidad del poder judicial que creará la impunidad judicial.
 Nuevas leyes y regulaciones que establezcan obligaciones de mantener seguros de auto, vida y vivienda que favorece intereses de las compañías de seguros trasnacionales.
 Crear nuevas leyes, nuevo sistema y regulaciones que privatice la salud pública, eliminando la capacidad de los médicos de ofrecer servicios independientemente y creando pólizas de seguros que la gente no puede evitar y debe pagar. Estas medidas han sido la razón principal del deterioro de servicios de salud en Estados Unidos.
 La combinación de leyes tributarias, bancarias y gubernamentales hacen que quienes tengan dinero inviertan en el exterior, que es precisamente de beneficio solamente para gobiernos extranjeros y para el dólar de la Reserva Federal. La fuga de capitales merma el comercio y la industria nacional y elimina miles de empleos.
 Se propone garantizar 100% de los pagos de gastos de inversión, un riesgo que todo inversionista debe correr en todo el resto del mundo; sin embargo, Correa que clama defender los intereses del país, propone leyes que solo pueden beneficiar a compañías internacionales.
 Se propone regulación de precios de servicios básicos, supuestamente en defensa del pueblo, pero son las mismas medidas del gobierno que en muchos casos han creado la escasez. 
 Compañías como Halliburton han demostrado interés en el país porque saben perfectamente que sus intereses están protegidos cuando tienen al caballo de Troya en su bolsillo.

La medida de romper relaciones con Colombia como un acto patriótico es una de las más patéticas medidas tomadas por Correa, quien sabe perfectamente que ha habido cantidad de incidentes a lo largo de los cincuenta años de historia de las guerrillas. En repetidas ocasiones, el ejército colombiano se ha pasado la frontera persiguiendo a las guerrillas. Pero ahora se intenta crear un conflicto mayor cuando no existe conflicto porque Colombia ha pedido disculpas por las acciones militares. Ciertamente se debe defender la patria, pero su defensa incluye la resolución apropiada de conflictos limítrofes por medio de la diplomacia, no lanzando una guerra de burlas hacia el país vecino.